Terra Incognita

TODO UN DESCUBRIMIENTO

Inauguramos sección con Mary & Max, el nuevo trabajo de un director de lujo, Adam Elliot (Australia, 1972), al que he tenido el placer de conocer gracias a uno de los grandes de la redacción de Notodo.com.

El largometraje pudo verse en España durante la pasada edición del Festival de Sitges, concretamente en la sección Seven Chances, donde tuvo una muy buena acogida. Sin embargo, de momento no hay fecha de estreno prevista por estos lares. Lástima. Aunque, como saben, hay otras opciones…

Les dejo el tráiler, disfrútenlo.

En Mary & Max el realizador y guionista Adam Elliot “regala” a sus personajes el síndrome de Tourette, el síndrome de Asperger, la obesidad mórbida, un magnificado sentimiento de soledad, nos habla de suicidio, alcoholismo y depresión, nos muestra perritos copulando y mucho más. ¿Podemos, entonces, hablar de animación para niños y mayores cual trasunto de Pixar? Ni de coña. Sus animaciones son sólo para “adultos” y eso nos gusta y mucho.

SINOPSIS Mary & Max (extraída de CGNauta Blog)
“Mary es una chica solitaria que vive en los suburbios de Melbourne, Australia, la niña fea de la clase con una mancha de nacimiento que cubre visiblemente su frente, con una madre cleptómana y alcohólica, con un padre desentendido de su familia, que se entretiene en inútiles pasatiempos para evitar enfrentar el hecho de que su familia es un chiste.

Mary y Max (2009), Crítica de la película

Max es un hombre judío de 44 años con síndrome de Asperger que vive en Nueva York, incapaz de desarrollar empatía y reconocer los rasgos faciales de las personas, su único amigo es una persona imaginaria, el Sr. Ravioli, quien pasa el tiempo leyendo libros de auto-ayuda, su madre se suicidó luego de que su padre la dejara y él ha tenido una vida caótica que lo ha alejado aún más de la realidad, resumida a la visita a su Psiquiatra y el grupo de Comilones Anónimos.

Mary y Max (2009), Crítica de la película

Para Max la vida cambiará a partir del momento en que reciba, de pura casualidad, la carta de una niña solitaria en busca de respuestas a una vida muchas veces poco tolerable.”

CON GANAS DE MÁS
Si se han quedado con ganas de más, échenle un vistazo a su anterior trabajo, Harvie Krumpet (2003). El corto, ganador de un Oscar al mejor cortometraje de animación, no tiene desperdicio. El trabajo de Adam Elliot es tragicomedia en estado puro.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s