Otro DÍA es posible

LA BASURA DE SAM PECKINPAH

Ayer vi La huida (The Getaway, 1972), una de los low films del cineasta norteamericano que tanta polémica inútil generó en un Hollywood, el de finales de los 60 y principios de los 70, pacato e incapaz de ver más allá de lo obvio (la violencia en la pantalla de Perros de paja o Grupo Salvaje, por ejemplo).

La huida, una suerte de Bonnie and Clyde (Arthur Penn, 1967), es la adaptación cinematográfica de una novela de Jim Thompson, convertida aquí en una de las road-movies más asfixiantes que la que esto suscribe haya tenido el placer de ver en pantalla. Y de eso precisamente era de lo que quería hablarles. Una escena me impactó sobremanera: los dos protagonistas, Doc McCoy (Steve McQueen) y Carol (Ali MacGraw), debido a una serie de imprevistos en su huida de la policía (han robado un banco), se encuentran escondidos en un camión de la basura que no deja de llenar sus arcas, como si quisieran decirnos “nosotros somos la basura de la sociedad”. Se asfixian, apenas pueden respirar, no deja de caerles mierda encima. Algo así como lo que nos ocurre a cualquiera de nosotros en época de mala racha. Es pura metáfora de “tocar fondo”, de “estar de mierda hasta arriba”. Lo siguiente es la muerte, nada peor puede pasarnos. O eso, o todo cambia, al menos la suerte, y respiramos de nuevo (vean la cara de Ali MacGraw justo al final, casi me veo reflejada en ella).

Les dejo el tráiler.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s