Domingo de remember_Joaquín Reyes

Fotografía_  © Óscar L. Tejeda (2008)


ENTREVISTA A JOAQUÍN REYES

Realizada por la que esto suscribe en julio de 2008
Publicada en Playboy (octubre_08)

Trabaja rodeado de amigos y no sabe lo que es el aburrimiento. Es una de las cabezas visibles (y destacadas) de “Muchachada Nui”, el programa de humor que otrora fuera “La hora chanante”. Se transforma en Richard cuando “Cámera Café” lo requiere y trabaja como ilustrador (Editorial SM, Rockdelux y Rolling Stone) y periodista de ficción (El País) cuando su agenda se lo permite. Está pensando en hacer una película con sus amigos y compañeros de curro, además de un cómic propio. ¿Alguien da más? Es Joaquín Reyes (Albacete, 1974).

Actualmente, el bufón más interesante del panorama humorístico, se encuentre en plena promoción del DVD de la primera temporada de “Muchachada Nui”, una edición especial limitada, numerada, con muchos extras y, sobre todo, mucho humor. No podemos resistirnos y le preguntamos. Un imaginativo e idílico hotel en pleno centro de Madrid nos sirve de contexto.

¿Qué recorrido hay entre tu licenciatura en Bellas Artes y tu faceta de humorista?

Terminé mi carrera y tenía claro que me quería dedicar al diseño gráfico y la ilustración. Me vine a Madrid y conseguí trabajo en una editorial. Más tarde, por un amigo que estaba en la Paramount Comedy empecé a hacer monólogos. Casualmente, Paramount estaba buscando gente nueva para hacer cosas de producción propia. Afortunadamente, yo estaba allí y empecé a hacer “La hora chanante”. Fue todo muy azaroso.

Entonces, ¿eres humorista sólo como resultado de una carambola cósmica?

Bueno, no soy una persona con una vocación clara hacia el mundo de la comedia o el espectáculo. Siempre he hecho el idiota, pero de una forma desinteresada. A mí lo que me gusta es dibujar, pero al final he terminado siendo un bufón. Cosa que, por otra parte, me encanta. Poder trabajar en esto, ganando dinero, con tus amigos y libertad… ¿Qué más se puede pedir?

Mucha gente empieza a dar relevancia a lo manchego, hablan de Pedro Almodóvar, Sara Montiel y Joaquín Reyes. ¿Cómo llevas el hecho de ser abanderado de una tierra?

Todos los que formamos parte de “Muchachada Nui” somos manchegos. Desde Ernesto Sevilla a Raúl Cimas, Julián López o yo mismo. Es una etiqueta que no nos molesta, es más, nos parece simpática. Nosotros, de hecho, hacemos proselitismo de nuestro mancheguismo. Desde nuestros inicios en “La hora chanante” usamos el acento manchego como un elemento más de la comedia y, con el tiempo, se ha convertido en una seña de identidad. La forma que tenemos de hablar en La Mancha es muy socarrona y divertida. Era algo que no se conocía en el resto de España.

Incluso palabras como “gambitero”, “caldofrán”, “regulero” o “tunante” se están incorporando al lenguaje habitual de la calle…

Algunas de estas palabras se utilizan habitualmente en mi tierra y otras las hemos incorporado de forma natural, nos hacían gracia y las decíamos. Por ejemplo, “tunante” lo oí por primera vez a un profesor de la facultad y “a cascoporro” se lo escuché a una profesora de animación que tuve en Murcia.

Se ha dicho en multitud de ocasiones que eres el John Cleese manchego. ¿Te sientes identificado con esta afirmación?

Hombre… ¡John Cleese es muy grande! Me parece una comparación exageradísima, aunque muy halagadora. Nosotros utilizamos el humor absurdo, tal y como lo hacen los Monty Python, y hay cosas que, directamente, copiamos de ellos. Comparar lo que hacemos con los Monty Python es como comparar a los Beatles con Hombres G (la última parte de la frase no es mía, sino de Ernesto Sevilla). Sin duda, lo bueno de vivir en un país pequeño es que resulta más fácil destacar.

¿Crees que la gente entiende vuestro sentido del humor?

Bueno, nosotros despertamos tanto amor como odio. Nuestros programas no entran de primera, hay bromas de lectura más inmediata, pero hay otras más absurdas que hacen sentir rechazo… Intentamos hacer cosas con libertad y cierta personalidad y eso hace que la gente se posicione. La indiferencia es el peor síntoma.

¿Crees que hay alguna diferencia entre el humor burdo y el humor inteligente?

En nuestro caso utilizamos los dos, desde humor escatológico (caca, culo, pedo, pis) a referencias algo más cultas. Creo que todo es bueno para hacer reír, tú te marcas los límites. El hecho de que abuses de una u otra opción es lo que te va a definir. Personalmente me divierte mucho el humor físico (pedos, caídas…), pero también incorporar guiños cinematográficos o cosas más minoritarias. Todo forma parte y es reflejo de nuestra personalidad.

¿Qué criterio sigues a la hora de seleccionar un personaje a caricaturizar?

Al principio eran personajes de los 80, pero en este caladero ya están todos los peces pescados. Ahora hemos ampliado el criterio de selección e incorporamos a aquellos personajes que tengan algo que contar, resulten llamativos, tengan una trayectoria y no estén muy de actualidad. Por todos siento mucho cariño. No soy nada despiadado con los personajes que interpreto. A mí, de todos modos, los personajes perdedores me hacen mucha gracia. Karpov no deja de ser un perdedor, aunque sea un gran maestro del ajedrez, porque siempre perdía ante Kasparov. Eso sí, yo no hago una imitación, sino una recreación de la imagen que yo tengo del personaje. Lo que yo hago es un distorsión, más que acercarme yo al personaje, los acerco a mí, a un manchego.

Todos recordamos la promo donde caricaturizabas a una baronesa Thyssen que emplazaba a los fans a dejar de ver el programa en Internet para que no se acabara “Muchachada Nui” por falta de audiencia en televisión. ¿Qué hay de cierto en ello?

Fue algo que se entendió como una llamada de auxilio, pero era sólo un guiño a Internet. Nos ve muchísima más gente en televisión. Ese San Benito lo heredamos de “La hora chanante”. En aquel entonces sí era verdad. De todos modos, es un programa que se presta a verlo en Internet, ya que lo puedes ver troceado. Incluso ahora, TVE, una vez emitido el programa, cuelga directamente todo el contenido en nuestra web. Internet es una herramienta de comunicación más, no puedes ir en contra.

Entonces, ¿hay futuro para “Muchachada Nui”?

¡Claro! Ya estamos preparando dos temporadas más. Hay chorradas para rato. Si seguimos así, nos vamos a convertir en funcionarios del humor. ¡Hemos pillado plaza fija!

¿Qué personajes están en la parrilla de salida?

Estoy pensando en hacer de Amy Winehouse. Aunque está muy de actualidad y eso me tira para atrás, tiene tanta fuerza como personaje que me resulta muy atractivo. También Camilo Sesto, porque ha tenido esa transformación física a lo largo de estos años y, además, tuvo su momento de gloria en los 70 con Jesucristo Superstar. Y muchos más.

¿Cuál sería tu “Testimonio” para Playboy?

Bueno, yo hice de Hugh Hefner para “La hora chanante”. He interpretado al más grande. Para Playboy ya he cumplido. ¿Ahora que más podría hacer, interpretar a una playmate?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s