Pandemia 2.0 / Criticar por criticar o no

Pandemia 2.0

El 2.0 se está cobrando vidas. En serio. Al menos, aquellas más reales, más palpables, y además genera estrés. No todo iba a ser bueno.

Me explico. Para estar al día sobre las TIC (algunos por trabajo, otros por ocio) hay que estar constantemente leyendo: Twitter, Facebook, LinkedIn, Blogs, Tumblr… Pero, no sólo eso, para existir en el ecosistema 2.0, también tenemos que participar (y no de uvas a peras), creando contenidos en las diferentes plataformas de forma regular o, dada la avalancha de mensajes, hacerlo con cierta frecuencia (léase, frecuente), si queremos que se nos vea (visibilidad).

Pero no sólo eso. Los eventos en torno al 2.0 se multiplican o, mejor dicho, son casi los mismos de unos años atrás, pero nadie quiere perderse uno. Echemos un vistazo a los “imperdibles” de los últimos y próximos días: Global Education Forum (1ª edición: 15 y 16 de octubre), Blogs la Conversación (quinta edición: 21 y 22 de octubre), EEC, European E-Commerce Conference (27 de octubre), Ficod (4ª edición: 16, 17 y 19 de noviembre), EBE (quinta edición: 19, 20 y 21 de noviembre), Innosfera (una vez al mes), etc, etc, etc. Que levante la mano o escriba un comment aquel/aquella que no haya asistido o pretenda asistir al menos a dos de los mencionados. Amigos, también cuenta verlo en streaming. No nos engañemos.

Perfilado el horizonte vital del usuario 2.0, me pregunto: ¿Dónde quedó el movimiento slow? ¿Por qué nos hemos convertido en personas multitask con posibilidad de infartar? ¿Es posible tener el don de la ubicuidad y no desfallecer en el intento?

Dejo estas preguntas sin respuesta para su reflexión, queridos lectores 2.0. Pero añado, más leña al fuego: “En Los viajes de Gulliver (Jonathan Swift, 1726), los liliputienses, al ver que Gulliver consultaba su reloj con tanta frecuencia, llegaron a la conclusión de que debía ser su Dios”. Fuente: Elogio de la lentitud. Carl Honoré.

Es más, ante la pandemia 2.0, muchos se cuestionan la diferencia entre la vida real y la vida virtual, pues ambas se entremezclan y los límites, a día de hoy, son más que difusos. Aunque siempre nos quedarán los eventos, el branding personal o los contactos profesionales para poder justificarnos.

Además, “los contenidos digitales facturaron 9.151 millones de euros en  2009, el 0,9% del PIB nacional”. Fuente: Red.es. ¿Alguien necesita de una excusa mejor para no estar? Pues, bien, muramos en el intento.

Imagen:

Mundo lego social / Fuente: DIRCOM

—————————————————————-

ARTÍCULO PUBLICADO POR LA QUE ESTO SUSCRIBE EN LA WEB DEL CLUB DE CREATIVOS (cdec) EL 28 DE OCTUBRE DE 2010.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

Anuncios

2 comentarios

  1. Un problema asociado al mundo 2.0 son las caídas que se producen por ir twitteando o facebookeando por la calle con el móvil. No solo infartar, también morir por atropello : ) Yo estoy deseando que nos implanten el microchip y ya no tener ni que mirar el ordenador…

  2. No lo había pensado, pero es muy cierto!!! Los hospitales empiezan a estar colapsados por roturas de meñisco, tibia y peroné.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s