Comprar, tirar, comprar: la obsolescencia programada / Tiempo de reflexión

  • Las piezas de las impresoras fallan: hay un chip integrado en las mismas que establece que, llegado determinado número de impresiones, la impresora deje de funcionar.
  • Las bombillas que, en 1911, lograron alcanzar una duración certificada de 2.500 horas tienen hoy una vida útil de menos de la mitad. Ahora sólo pueden verse en museos.
  • Las medias de nylon tenían una vida muy larga: las mujeres eran felices en 1940; los empresarios se resentían. Solución: el hilo eterno desaparece de la producción, las medias vuelven a durar poco, los empresarios son felices.

Se acorta la vida de los productos para asegurar la venta continuada de productos: “un artículo que no se desgasta es una tragedia para los negocios”. Hablamos, cómo no, de la obsolescencia programada, una estrategia empresarial propuesta en su día, tras el Crash del 29, por Bernard London, lo que asegura la permanencia del capitalismo exacerbado. Se le atribuye el crecimiento de la economía occidental: mientras se venda, hay producción; mientras haya producción, hay empleo y, por lo tanto, una supuesta vida digna para el trabajador/proletario.

Ni creo que esta estrategia sea sostenible a largo plazo (los recursos son finitos), ni creo que como opio para el pueblo sea válido (¿por qué no se dirige esa fuerza de trabajo hacia otras metas?).

Más info: RTVE

Encuentro digital con Cosima Dannoritzer, directora del documental.

OTRO INTERESANTE DOCUMENTO SOBRE CONSUMO RESPONSABLE

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

Juan Manuel de Prada en Cinemad / Tiempo de reflexión

CINEMAD10

El sábado 20 de noviembre me desplacé a la Sala Berlanga, el antiguo Cine California de Madrid, para ver el documental sobre la vida, obra y milagros de un grande del cine de terror, Paul Naschy (1934-2009, Madrid). El documental, bajo el sugerente título de El hombre que vio llorar a Frankenstein, va desgranando a lo largo de su metraje los avatares de Jacinto Molina a.k.a. Paul Naschy, el Lon Chaney español, desde la subjetiva atalaya de la admiración, que ensalza a la persona y el personaje y deja las críticas y polémicas para otros.

Paul Naschy_Oscar L. Tejeda

Esto no pasaría de meramente anecdótico en mi agenda cultural si no fuera por la presencia insospechada en Cinemad de un Juan Manuel de Prada, siempre cuestionado por sus retrógradas e ilógicas afirmaciones en torno al aborto, la juventud, la política, las drogas, etc. Vamos, en torno a casi todo: de su boca sólo parecen salir perlas y joyas de la corona respecto a cualquier tema. Se me escapa la razón de su asistencia (igual es amigo de la familia, presente en la proyección), pero no pude sino sentirme incómoda y notar cierto escalofrío recorriendo mi cuerpo. Llámenlo ojeriza.

Como dicen en El Intermedio, “El diablo se viste de Prada”. Pasen, vean y juzguen por sí mismos. Tal vez así, empaticen con mis duras palabras anteriores.


Si les curiosea saber un poco más sobre la todavía desconocida figura de Paul Naschy, lean la entrevista realizada por la que esto subscribe el 13 de octubre de 2007, durante el Festival de Sitges, y publicada en Esquire.

* Por cierto, la fotografía que ha servido para hacer el cartel del mencionado documental es de Óscar L. Tejeda.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-


Banksy y la mercantilización del arte / Criticar por criticar o no

Bansky y la mercantilización del arte

Últimamente, veo el arte como negocio, el arte como lanzamiento definitivo del ego. Una afirmación arriesgada, que sin embargo parece más vigente que nunca en un mundo tan banal como el que vivimos,donde cuenta más la fama, la popularidad y el dinero que la dignidad, la reflexión y el trabajo bien hecho y la coherencia.

Hoy en día “casi todo” se considera arte, “casi todos” se autodenominan artistas. Y me consta, cómo no, que en la viña del Señor hay de todo, que una obra viene legitimada por la crítica, las instituciones y el mercado. Sin embargo, en este caso y como lega en la materia, elijo la reprobación frente a la adulación o el testimonio.

Sigue leyendo

Paul Naschy en el Festival de Sitges / Domingo de Remember

Paul Naschy-Oscar L. Tejeda

El documental sobre Paul Naschy, El hombre que vio llorar a Frankenstein, se ha presentado en la última edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya.

La foto que ha servido para hacer tan tremendo cartel es de mi chico, Óscar L. Tejeda. Una buena razón para retomar mi abandonado blog.
Sigue leyendo

Otro cineasta es posible_David Lynch + Interview project

A modo de road trip David Lynch realiza su particular viaje por la América más profunda haciendo entrevistas a personas anónimas que se va encontrando por el camino, que le cuentan su historia de vida. Una vez recogidas, todas estas entrevistas se convertirán en documental y huella palpable del imaginario colectivo de Estados Unidos. Y es que todos tenemos algo que decir. Si alguien lo duda, sólo tiene que echar un vistazo a alguno de los vídeos. 

Imagen_cinemaniablog

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

  • Fecha de lanzamiento: 1 de junio de 2009.
  • 121 entrevistas (112 publicadas hasta la fecha).
  • Nuevo episodio (entrevista) en la web cada 3 días.
  • Cada entrevista dura entre 3 y 5 minutos.
  • 70 días de viaje.
  • 30.000 km recorridos.

Ruta de viaje_Imagen_Interview Project

  • Financiado por Absurda, la compañía de Lynch.
  • Co-dirigido por Austin, hijo de.
  • Producido por Sabrina Sutherland.
  • Entrevistas a cargo de Angie Schimidt y Julie Pepin. Presentadas por David Lynch.
  • Música de Dean Hurley y Stoll Vaughan.
  • Sigue el proyecto en Twitter o Facebook.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

Tiempo de reflexión_The Century of the Self

¿Cómo nos influye la publicidad, qué papel ejerce la psicología a la hora de manipular a las masas, cómo se crea una sociedad de consumo?


La BBC disecciona en cuatro capítulos, de la mano del documentalista británico Adam Curtis, cómo la publicidad, la propaganda, las relaciones públicas y la psicología de masas manipulan y someten al ser humano.

En el primer y segundo capítulo de The Century of the Self (2002) el centro de atención es asumido por las teorías de Sigmund Freud encarnadas en su sobrino (Edward Bernays) e hija (Anna Freud), quienes a través del psicoanálisis encuentran la forma de manipular a las masas y facilitar el trabajo a políticos (hay que controlar a las peligrosas masas) y empresas (hay que manipular los deseos de compra de las masas). Sigue leyendo

Criticar por criticar o no_Tichý_Diógenes hecho fotógrafo


Podríamos decir que Miroslav Tichý (Moravia,1926) es Diógenes hecho fotógrafo, un filósofo cínico viviendo dentro de un tonel y haciendo de su indigencia virtud, como afirmaba Fietta Jarque en El País; pero también un fotógrafo viviendo durante tres décadas dentro de un tUnel, el de las prisiones y los psiquiátricos, añadiría yo, haciendo del comunismo su peor enemigo.

Como apuntaba Jarque, Tichý “no es un idiot savant, ni el suyo es un arte de enajenados como el art brut. Sólo es capaz de crear en estados de lucidez y sabe lo que hace al pisotear las fotos o dejarlas expuestas al mal tiempo, para recuperarlas después y enmarcarlas a su manera”. (ver una muestra de su trabajo).

Lo más curioso de todo ello, de su actividad, independientemente de su apariencia inclinada hacia la mendicidad, de sus obsesión por las mujeres, de su absorvente pueblo Kyjov, es el hecho de que Tichý construye sus propias cámaras con material de desecho, convirtiendo así el reciclaje en marca de la casa. “Las imperfecciones forman parte de cada foto. Son su poesía y lo que le otorga cualidades pictóricas. Para eso necesitas una mala cámara”, opina.

Les dejo un documental (30 min. aprox.), Tarzán jubilado (Roman Buxbaum, 2004), donde el propio artista explica cómo fabrica sus propias cámaras. Curioso es un concepto que se queda pequeño. No sólo es reflejo de un devenir anticapitalista, sino de un profundo respeto por lo que le rodea.

Y es que en estos tiempos de nuevas tecnologías, de gadgets y herramientas digitales por doquier, un artesano de la imagen ha encontrado su lugar. Como apuntaba al hablar de Using Formats To Tell Stories, muchas veces, para tener éxito es necesario alejarse de los caminos trillados y establecer un camino alternativo. Así parece haberlo pensado también otro fotógrafo, esta vez español, José Ramón Bas (Madrid, 1964), quien no sé porqué (tal vez por el resultado) me recuerda mucho al trabajo del checo. Si quieres saber más, lee la entrevista que le hizo La Fábrica (PHE)a Bas.

—————————————————————-

Para aquellos que tengan la suerte de estar estos días por Nueva York (hubo quienes ya la tuvieron y disfrutaron de su trabajo en Ivorypress, Madrid, el año pasado), comentarles que pueden ver la expo dedicada a Tichý, uno de los ermitaños con mayor encanto dentro del mundo de la fotografía, en el International Center of Photography. Hasta el 9 de mayo.

—————————————————————-

MÁS INFO

Robinson Crusoe, Antonio Muñoz Molina

—————————————————————-

Bookmark and Share
—————————————————————-

Criticar por criticar o no_Wong Kar-Wai_Trilogía

EN EL PASADO, CUANDO LAS PERSONAS TENÍAN SECRETOS Y NO DESEABAN COMPARTIRLOS, BUSCABAN UN ÁRBOL Y HACÍAN UN AGUJERO EN ÉL PARA SUSURRAR ALLÍ SU SECRETO. LUEGO LO RECUBRÍAN CON BARRO. DE ESE MODO, NADIE MÁS LO DESCUBRIRÍA.

El tríptico como retrato posible del amor (o su recuerdo) en Hong Kong, años 60, en tres partes:

Days of Being Wild (1990) nos acerca a 1960.

In The Mood For Love (2000) retrata de 1962 a 1966.

2046 (2004) se ubica de 1966 a 1969.

El tríptico de Wong Kar-Wai funciona a modo de sutil -o no tanto- desembarco de personajes de uno a otro a film (Maggie Cheung, cuyo personaje en los tres responde al mismo nombre, Su Lizhen, y Tony Leung, el señor Chow en los dos últimos trabajos), a modo de cadencia musical que forma parte del relato (boleros incluidos) que recorre las historias marcando su propio ritmo de sublimación del recuerdo -lento- y haciéndose eco de historias melodramáticas estilizadas, poéticas, añoradas (maravillosa fotografía de fotografía Christopher Doyle), repletas de lluvia que empapa tanto como el amor, protagónicos espejos que multiplican personajes e historias hasta el infinito (luces y sombras, encuentros-desencuentros, amor-desamor, lágrimas rabiosas y lágrimas contenidas, deseo no culminado, emociones contenidas), que nos muestran a unos personajes siempre demasiados solos, que nunca acaban de encontrar la felicidad, siempre errantes, como el pájaro sin patas, de vuelo constante, que sólo se posa en el suelo cuando muere al que alude su primer protagonista (Days of Being Wild).

En la trilogía todo es ficción pero, en ocasiones, esa línea ficcional se rompe con la intromisión, vehiculada a través de la televisión, de una realidad política complicada (la de China durante esos años) que anticipa así los nuevos derroteros que está tomando el cine en la actualidad, unos derroteros que rompen los compartimentos estancos entre cine de ficción y cine documental que enconsertaban sus posibilidades.

Es evidente el díptico formado por las dos últimas. Days of Being Wild, sin embargo, se me escapa, me resulta más huidiza, salvo por una recurrencia temática que, además, señala un mismo contexto, los años 60 en Hong Kong, y un mismo director de fotografía. Aparte de todo esto, que no es baladí, lo reconozco, hay algo que no me deja ver nítidamente el tríptico.

Esta nimiedad, desde luego, no tiene la menor importancia (valga la redundancia) y, desde aquí, les recomiendo fervientemente que se empapen de la trilogía y de su laberíntico desarrollo.

—————————————————————————————–.

Criticar por criticar o no_El mal de Chagas

QUE LA VIDA NO ES JUSTA ES ALGO QUE SE APRENDE CADA DÍA
Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde (Jaime Gil de Biedma dixit)

Hay enfermedades, como el mal de Chagas, que no merecen la atención de ninguna farmacéutica (“el sistema inmunitario humano no puede luchar contra estos tripanosomas, no existe vacuna y los medicamentos que existen para aplacar la enfermedad son muy tóxicos, muy caros para una población que vive con menos de un euro al mes, y sólo son efectivos en los menores de 15 años”, afirma ABC.es respecto a la enfermedad), tampoco de ningún gobierno o medio de comunicación.

Así de triste y así de real. Afortunadamente, siempre hay alguien capaz de entregar su vida entera por una buena causa, sea o no rentable económica y profesionalmente.

Esta es la historia de Pilar Mateo, científica, y su lucha contra el mal de Chagas (“la chinche que causa esta enfermedad, conocida como ‘vinchuca’, puede medir entre tres milímetros y dos centímetros. Es un insecto nocturno que actúa en la oscuridad y que produce una herida sobre la que defeca e inocula el “tripanosoma cruzi”, mortal para el ser humano, señala ElMundo.es). Una historia que, hoy, comparto con ustedes (me dejó noqueada cuando la leí) y que nos cuenta Charo González Casas, periodista, en el libro El vampiro de los pobres recién publicado (12.01.10) por La Esfera de los Libros.

Por cierto, si les interesa conocer algo más sobre la enfermedad, les recomiendo también el DOCUMENTAL Chagas, un mal escondido (Ricardo Preve, 2005).

——————————————————————-

EL VAMPIRO DE LOS POBRES
Charo González Casas
Pilar Mateo

Precio:
19,00 €
Páginas:
296
ISBN:
9788497349185
EAN:
9788497349185
Fecha:
12/1/2010
Colección:
Fuera de colección
«A nadie le importa el Chagas porque es la enfermedad de los pobres, ningún laboratorio va a fabricar fármacos o productos para quien no puede pagarlos». Pilar Mateo

Pilar Mateo es una científica valenciana que ha creado una pintura que salva vidas, un producto capaz de combatir con éxito el mal de Chagas, una enfermedad mortal que transmite una chinche y que amenaza a cien millones de personas de América Latina. No hay medicinas ni vacunas para combatirla y ya se han registrado más de veinticinco millones de víctimas.

El increíble hallazgo de la doctora Mateo erradica el insecto y le impide reproducirse. Ella, en lugar de explotar su patente, ha decidido dirigir y controlar su aplicación. Armada con cientos de botes de pintura, vive en los lugares más paupérrimos de Bolivia, México y Argentina. El resultado es que los habitantes de las casas pintadas no se infectan; y los que viven en las casas sin pintar siguen muriendo.

Pero su hazaña no resulta fácil. Diariamente ha de enfrentarse al recelo de los poderosos y al miedo e ignorancia de los más débiles. Este libro narra su increíble lucha contra la enfermedad en las comunidades indígenas más azotadas por la miseria.

Los beneficios obtenidos por la Dra. Pilar Mateo por la venta de este libro serán destinados a la ayuda del Pueblo Guaraní boliviano.

De cine_Garbo. El espía

GARBO. EL ESPÍA
Director_Edmond Roch

Fecha de estreno_04/12/09

El mejor actor del mundo no fue, como dice el tópico, Marlon Brando. Fue Juan Pujol (Barcelona, 1912 – Caracas, 1988). ¿Mande? No os preocupéis, no nos hemos vuelto locos: os lo explicamos despacito y con buena letra. Mejor dicho, nos lo explica este documental, ópera prima de Edmond Roch, bajo el sugerente título de Garbo. El espía. Una historia extraordinaria, pero real como la vida misma (como diría mi abuela). Pues bien, Pujol, ese gran desconocido hasta el día de hoy, fue gestor de una granja de pollos, conserje de hotel y desertor de la Guerra Civil Española antes de convertirse, por arte de birlibirloque, en el espía imprescindible para que los aliados lograran el éxito durante la Segunda Guerra Mundial. Todo empezó cuando el susodicho se planteó hacer algo bueno por la humanidad y, una vez iniciada la guerra, decidió presentarse a los británicos para “echarles una mano”. Como el asunto no prosperó (y eso que lo intentó hasta en cuatro ocasiones), hizo lo mismo pero con el bando contrario, los alemanes, quienes hicieron de él un espía (Alaric). Algo más tarde, y tras una serie de desventuras, la inteligencia británica (MI5) le localiza y le convierte en agente doble (Garbo). El asunto no tendría mayor importancia si no fuera porque logró engañar a los nazis haciéndoles creer que el desembarco de Normandía no era más que una maniobra de distracción, que el verdadero objetivo de los aliados era el Paso de Calais. Fue entonces cuando éstos perdieron la guerra. Afortunadamente.

Lo curioso es que recibió las máximas condecoraciones de ambos bandos: la Cruz de Hierro II del Tercer Reich y el Miembro de la Orden del Imperio Británico de los aliados; pero también llama la atención poderosamente que fuera capaz de crear más de veinte personajes ficticios que, supuestamente, le servían como informadores de primera línea (mantenidos por el Tercer Reich, por supuesto) y cuyas informaciones no eran sino refritos de lo que aparecía en prensa, un material que empollaba diaria y metódicamente, o puras invenciones que servían como herramienta de intoxicación. Gran actor, mejor escritor.

Tres décadas más tarde, Nigel West, un escritor de novelas de espías, le localiza en Guatemala (había sido dado por muerto años atrás), donde Pujol rehizo su vida y ejerció de profesor de inglés para la Shell. Pues todo esto y mucho más, se puede encontrar en “la delirante historia del espía que embaucó a los nazis”, retomada aquí a modo de documental tejido a base de retazos de vida, películas de Hollywood (Patton y Mata Hari, entre otras), material de archivo, Historia y entrevistas a Mark Reaman, Oficial de Inteligencia del MI5; Xavier Vinader, periodista de investigación, el mencionado Nigel West, la Condesa de Romanones y también espía, además de las realizadas al propio Pujol y sus dos familias. Definitivamente, la realidad supera con creces la ficción, y éste es un claro ejemplo.

ACTUALIZACIÓN: Premio Goya al Mejor Documental

————————————————————

MÁS INFO:

Género: Documental
Nacionalidad: España

————————————————————

www.garbothemovie.com
www.ikirufilms.com

————————————————————

PUBLICADO POR LA QUE ESTO SUSCRIBE EN NOTODO.COM (aquí pueden ver el tráiler y más imágenes de la película)

————————————————————