¿Qué fue de la propiedad intelectual, las patentes y la privacidad de la información? / Otra economía es posible

‘Wikinomics’ es un término que acuñó Tapscott (junto a Anthony D. Williams) y que hace referencia a todo aquello creado bajo el concepto de economía colaborativa y digital. Léase, la economía que surge de la colaboración entre grupos humanos a raíz de las relaciones sociales generadas por el 2.0. En este contexto, el ‘prosumidor’ (aquel que no sólo consume, sino que también produce) alcanza el rol protagonista.

Ejemplos hay muchos y muy variados. Lo más conocidos son WikipediaYouTube,LinuxMySpace, donde ya no existe un único creador, sino creadores múltiples: cada uno de nosotros aporta su granito de arena al resultado final. Todos nos convertimos así en co-autores. Y esto es sólo la punta del iceberg de un mundo que todavía está por llegar donde la interacción es condición sine qua non para el desarrollo máximo de la sociedad.

Pero la economía colaborativa no sólo está cambiando la forma en que trabajan las empresas, también está metamorfoseando los colegios, las universidades, la ciencia, la política, los medios de comunicación, la industria musical… incluso cómo nos comunicamos los unos con los otros. Las nuevas tecnologías han puesto en un brete a tan cotidianos asuntos e instituciones. Como sostiene el propio Tapscott, “todo un nuevo modelo basado en Internet está emergiendo”. Y si el futuro del mundo está en Internet, quedarse fuera es todo un suicidio personal y profesional. Seamos nativos o inmigrantes digitales, la economía y la sociedad ya no son las que eran, ya no funcionan de la misma manera. Y, como dice la sabiduría popular, adaptarse o morir (Darwin manda). Sigue leyendo

Nicholas Negroponte: “El teclado es el mejor nivelador social”

One Laptop per Child

Si hablamos de educación, hablamos de brecha digital, de túnel en el tiempo. Es obvio que la ecuación “Tecnología + Educación + Inclusión Digital” no tiene buena ni inmediata solución. Pero esta no es una situación atribuible sólo a los países menos desarrollados. En España ocurre tres cuartos de lo mismo, pese al proyecto Escuela 2.0 impulsado por el Ministerio de Educación que contempla el uso personalizado de un ordenador portátil por parte de cada alumno.

Nicholas Negroponte, padre del proyecto One Laptop per Child (un ordenador por niño) y cabeza visible del MIT MediaLab (laboratorio y think tank de diseño y nuevos medios del Massachusetts Institute of Technology, MIT) ha estado en Madrid, dentro de la más que interesante programación del Global Education Forum (GEF10). Sigue leyendo