El Freak Festival de Óscar L. Tejeda / Domingo de Remember

wendy-james-iggy-pop-oscarLtejeda-frak-festival
Domingo de Remember
es la sección del blog dedicada a recordar. Recordemos, pues, con el Freak Festival, un festival virtual que tuvo lugar en la red, más concretamente, en la web del fotógrafo Óscar L. Tejeda (al final del texto, queridos amigos, podrán ver la repercusión mediática que tuvo. Vale, lo reconozco, acepto “casi-auto-onanismo” como animal de compañía).  Sigue leyendo

Criticar por criticar o no_Tichý_Diógenes hecho fotógrafo


Podríamos decir que Miroslav Tichý (Moravia,1926) es Diógenes hecho fotógrafo, un filósofo cínico viviendo dentro de un tonel y haciendo de su indigencia virtud, como afirmaba Fietta Jarque en El País; pero también un fotógrafo viviendo durante tres décadas dentro de un tUnel, el de las prisiones y los psiquiátricos, añadiría yo, haciendo del comunismo su peor enemigo.

Como apuntaba Jarque, Tichý “no es un idiot savant, ni el suyo es un arte de enajenados como el art brut. Sólo es capaz de crear en estados de lucidez y sabe lo que hace al pisotear las fotos o dejarlas expuestas al mal tiempo, para recuperarlas después y enmarcarlas a su manera”. (ver una muestra de su trabajo).

Lo más curioso de todo ello, de su actividad, independientemente de su apariencia inclinada hacia la mendicidad, de sus obsesión por las mujeres, de su absorvente pueblo Kyjov, es el hecho de que Tichý construye sus propias cámaras con material de desecho, convirtiendo así el reciclaje en marca de la casa. “Las imperfecciones forman parte de cada foto. Son su poesía y lo que le otorga cualidades pictóricas. Para eso necesitas una mala cámara”, opina.

Les dejo un documental (30 min. aprox.), Tarzán jubilado (Roman Buxbaum, 2004), donde el propio artista explica cómo fabrica sus propias cámaras. Curioso es un concepto que se queda pequeño. No sólo es reflejo de un devenir anticapitalista, sino de un profundo respeto por lo que le rodea.

Y es que en estos tiempos de nuevas tecnologías, de gadgets y herramientas digitales por doquier, un artesano de la imagen ha encontrado su lugar. Como apuntaba al hablar de Using Formats To Tell Stories, muchas veces, para tener éxito es necesario alejarse de los caminos trillados y establecer un camino alternativo. Así parece haberlo pensado también otro fotógrafo, esta vez español, José Ramón Bas (Madrid, 1964), quien no sé porqué (tal vez por el resultado) me recuerda mucho al trabajo del checo. Si quieres saber más, lee la entrevista que le hizo La Fábrica (PHE)a Bas.

—————————————————————-

Para aquellos que tengan la suerte de estar estos días por Nueva York (hubo quienes ya la tuvieron y disfrutaron de su trabajo en Ivorypress, Madrid, el año pasado), comentarles que pueden ver la expo dedicada a Tichý, uno de los ermitaños con mayor encanto dentro del mundo de la fotografía, en el International Center of Photography. Hasta el 9 de mayo.

—————————————————————-

MÁS INFO

Robinson Crusoe, Antonio Muñoz Molina

—————————————————————-

Bookmark and Share
—————————————————————-

Terra Incógnita



WIM Y DONATA WENDERS

Como si fuera la última vez

EXPOSICIÓN DE SUS FOTOGRAFÍAS EN EL CBA

Autor de títulos tan memorables como El amigo americano (1977), París, Texas (1984) y Cielo sobre Berlín (1987) Wim Wenders (Düsseldorf, 1945) es uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico actual. Por otra parte, Donata (Berlín, 1965), su amantísima esposa, lleva ejerciendo como directora de fotografía desde 1995 para el propio cineasta. Pues bien, una vez hechas las pertinentes presentaciones, comentarles que el Círculo de Bellas Artes recoge ahora, en una más que interesante exposición, el trabajo fotográfico de ambos a lo largo de los últimos quince años y nos lo muestra dividido en seis secciones, correspondientes a sus últimos proyectos fílmicos: Más allá de las nubes (1995), El final de la violencia (1997), Buena Vista Social Club (1999), El hotel del millón de dólares (2000), Llamando a las puertas del cielo (2005) y Palermo Shooting (2008).

Por supuesto, las instantáneas –más de cien, a las que se une un vídeo documental– forman parte de una muy particular road movie, pues han sido tomadas durante los diferentes rodajes por parte de los dos protagonistas. Ya se sabe, tiempos muertos y pausas infinitas acompañan a cualquier rodaje que se precie, qué menos que aprovechar el momento, sobre todo si te haces acompañar de iconos como Dennis Hopper, Jessica Lange, Sam Shepard, Milla Jovovich, Marcelo Mastronianni, Isabella Rosselini o John Malkovich. La envidia -mala- de cualquier retratista. Lo curioso es que la road movie puede parcelarse muy nítidamente, mostrando así una visión complementaria de una misma experiencia: color y paisajes para Wim; blanco y negro y personajes para Donata. Eso sí, ambas miradas comparten esa atmósfera lírica tan reconocible en los films del alemán.

Como anécdota final, les contaremos que el título de la muestra fotográfica hace alusión a una sentencia que solía repetir el director de cine Nicholas Ray -amigo y colaborador de Wenders– a sus actores: “Incluso si estáis pidiendo fuego para el cigarrillo, es necesario que lo hagáis como si fuera la última vez (léase, la fotografía recoge un momento que nunca jamás volverá a repetirse del mismo modo y bajo las mismas circunstancias). Pues eso, vayan a verla como si no hubiera lugar para una segunda oportunidad, ni para un Relámpago sobre agua (1980). Tal vez no la haya.

P.D.: En paralelo a la exposición, el Área de Talleres y Didáctica del CBA desarrollará en enero un curso teórico en el que distintos expertos examinarán los más variados aspectos de la vida y obra de Wim Wenders. El curso coincidirá con un ciclo monográfico de Wim Wenders en el Cine Estudio del CBA.

—————————————

MÁS INFO:

Disciplina: Fotografía
Dónde: Círculo de Bellas Artes. Madrid
Dirección: Alcalá, 42. Madrid
Hasta: 13.01.10
Horario: De martes a sábados de 11 a 14h y de 17 a 21h. y domingos y festivos de 11 a 14h.
Precio: 1 €

—————————————

PUBLICADO POR LA QUE ESTO SUSCRIBE EN NOTODO.COM

—————————————

Agenda, please, Don’t Disturb

LUNES_23_NOV

FORO / 19 h. / Hasta el 28 de noviembre / Consultar horarios / Foro Social Madrileño de la Bicicleta / El Patio Maravillas

FESTIVAL / Ver horarios / Hasta el 27.11 / Semana de Cine Experimental de Madrid / Varias sedes

CONFERENCIA / 19.30 h. / Gopa Kumar / Patentes médicas, exceso de poder y derecho a vivir / La Casa Encendida

AUDIOVISUALES / 20 h. / 23 y 24 de noviembre / Videomix. Historias, cuentos y amnesias / La Casa Encendida

CONCIERTO / 21 h. / Six Organs of Admittance / Moby Dick

CONCIERTO / 21 h. / Deolinda / VII Mostra portuguesa / Círculo de Bellas Artes

MARTES 24_NOV

CONFERENCIAS / 10.30 h. / Hasta el 28.11 / Ver horarios / Urbanacción09: articul/acciones urbanas / La Casa Encendida

EXPOSICIÓN / Ver horarios / Hasta el 13.01 / Como si fuera la última vez / Fotografías de Wim y Donata Wenders / Círculo de Bellas Artes

FESTIVAL / Ver horarios / Hasta el 28_11 / Cinemad09, Festival de cine independiente y de culto / Dif. localizaciones de Madrid

FESTIVAL / Ver horarios / Hasta el 30.11 / Festival de cine italiano / Círculo de Bellas Artes

CINE / 22 h. (tb. 29 nov. 19.30 h.) / Amanecer (F.W. Murnau, 1927) / Filmoteca Española

MIÉRCOLES 25_NOV

EXPOSICIÓN / Ver horarios / Hasta 21 de febrero 2010 / Nubes de un cielo que no cambia / Ricky Dávila y Dufay Bustamante / Casa América

CONCIERTO / 19 h. / L.A. / FNAC Callao

CINE / 19.30 h. / Hasta el 28.11 / Ciclo Experimenta América Latina: Lisandro Alonso / Casa América

MESA REDONDA / 19 h. / Del consumismo al decrecimiento, con Carlos Taibo y Fernando Cembranos / Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla

CONFERENCIA / 19.30 h. / Adam Michnik / Mi siglo. Confesiones de un intelectual europeo / Círculo de Bellas Artes

CONFERENCIA / 19.30 h. / André Lepecki / Objeto-danza: tiempo, acontecimiento y performance en la coreografía contemporánea / MNCARS

CONCIERTO / 20 h. / The Horrors / Joy Eslava

MESA REDONDA / 20 h. / El porqué de un cine bastardo / La Casa Encendida

CONCIERTO / 21.30 h / Juliette Lewis and The New Romantics / Sala Heineken

CINE / 22 h. (tb. 27 nov. 19.30 h.) / El manantial (King Vidor, 1949) / Filmoteca Española

JUEVES 26_NOV

EXPOSICIÓN / Ver horarios / Hasta 21 enero 2010 / Madrileños. Una exposición colectiva / Canal de Isabel II

CINE / 19.30 h. / Amarga victoria (Nicholas Ray, 1957) / Filmoteca Española

VÍDEO / Ver horarios / Hasta 30.11 / Todos los grandes creadores tienen problemas de piel. Capítulo 1 / Txalo Toloza / Matadero Madrid

CHARLA / 19.30 h. / Contrapublicidad por ConsumeHastaMorir y estreno del cortometraje de animación Honrarás las marcas / Librería Traficantes de Sueños

EXPOSICIÓN / 20 h. / Ver horarios / Haste el 26 de enero 2010 / Rockyrama / Julio Falagán, Cless y Rubén B / Galería Fast Cool

BICICRÍTICA / 20 h. / Lugar de salida: Cibeles / Patio Maravillas

CONCIERTO / 22 h. / Kitty, Daisy & Lewis / Joy Eslava

VIERNES 27_NOV

MUESTRA DE PROYECTOS / Ver horarios / Hasta el 17 enero 2010 / Visualizar’09 datos: datos públicos, datos en público / MediaLab Prado

EXPOSICIÓN / Ver horarios / Hasta el 21 de febrero 2010 / Hannah Collins. Historia en curso. Películas y fotografías / Caixa Forum

ENCUENTRO LITERARIO / 27 y 28 de nov. / 17 -22 h. / Ctrl+alt+del. Reiniciando al monstruo / La Casa Encendida

DÍA SIN COMPRAS / 18 h. / Patio Maravillas

CONCIERTO / 20.15 h. / The Sounds / La Riviera

CINE / 28.30 h. / No Sex last night (Double-Blind), (Sophie Calle, 1992) / CA2M

CONCIERTO / 21 h. / 27 y 28 de noviembre /  The Wave Pictures + The Rock ‘n’ Roll Shit (Freschard & Ish Marquez & André Herman Dune) / Neu!Club

CONCIERTO / 22 h. / 27  y 28 de noviembre / Aaron Thomas / Sala Ramdall

SÁBADO 28_NOV

EXPOSICIÓN / Hasta el 10 de enero 2010 / Lisette Model / Fundación Mapfre

FESTIVAL / Ver horarios / Hasta el 29.11 / IN-SONORA V / Muestra de Arte Sonoro e Interactivo / Matadero Madrid

EXPOSICIÓN / Ver horarios / Hasta el 31.01 / Lágrimas de Eros. El erotismo en la Historia del Arte / Museo Thyssen-Bornemisza

AUDIOVISUALES / 18.30 h. / Siddieqa, Firdaus, Abdallah, Soelayman, Moestafa, Hawwa and Dzoel-Kifl / Documental de Joost Conjin / Matadero Madrid

CINE / 19.30 h. / Ladrón de bicicletas (Vittorio De Sica, 1948) / Filmoteca Española

AUDIOVISUALES / 20 h. / 28 y 29 de noviembre / Les plages d’Agnès Varda (Agnès Varda, 2007) /  La Casa Encendida

CONCIERTO / 21.30 h. / Muse / Palacio de Deportes

DOMINGO 29_NOV

ACTIVIDAD ESPECIAL / 11 h. / Ver horarios (sábado y domingo) / La azotea del CBA se abre al público / Círculo de Bellas Artes

EXPOSICIÓN / de 11 a 20 h / Hasta enero 2010 / Rodchenko fotógrafo / Inauguración de la Retrospectiva / Fundación Canal

EXPOSICIÓN / de 10 a 14.30 h / Hasta enero 2010 / Rodchenko y Popova. Definiendo el constructivismo / MNCARS

EXPOSICIÓN / de 10 a 14.30 h / Hasta febrero 2010 / Encuentros de Pamplona 72. Fin de fiesta del Arte Experimental (atención al ciclo de cine) / MNCARS

CONCIERTO / 20 h. / The Ezra Beats / Picnic Bar

Domingo de Remember_García-Alix

Garcia_Alix_Oscar_L_Tejeda

Fotografía_  © Óscar L. Tejeda (2007)

ENTREVISTA A ALBERTO GARCÍA-ALIX

Realizada por la que esto suscribe en octubre de 2008

Publicada en EME (diciembre_08)

Su carrera como fotógrafo empieza en 1976, cuando coge por primera vez una cámara, casi como un juego. Pronto se convierte en una pulsión, una obsesión, de la que no puede desentenderse. Y, apenas dos décadas más tarde, en 1999, ya tiene en sus curtidas manos el Premio Nacional de Fotografía. Hablamos de uno de los fotógrafos de mayor calado del S. XX en el panorama nacional, Alberto García-Alix (León, 1956), autodidacta, con una trayectoria admirada y admirable, personalísima y con ciertas vetas de erotismo descarnado que engancha y no deja a nadie indiferente. Seducido por el blanco y negro, y por su propia vida (se considera un personaje más), las luces y sombras de su trayectoria vital se manifiestan en sus fotografías como una nítida autobiografía en imágenes que ha logrado estampar su propio sello y que, en ocasiones, se convierte en todo un puñetazo en la cara de lo políticamente correcto. Sin embargo, para Alix, es sólo espejo de su propio circo (recuerden que vivió muy de cerca la Movida) y consecuencia de una mirada cómplice, frontal y de plano corto a su entorno más cercano. Bromista e irónico nos recibe en la céntrica casa que posee en Madrid. “El sentido del humor te salva”, afirma. Porro en mano y féminas en mente (tanto sus cámaras como su moto tienen nombre de mujer), responde pacientemente a nuestras numerosas preguntas y se presta a servir de modelo para otro fotógrafo, como lo es para sí mismo en sus reveladores autorretratos. Las palabras tatuadas en sus falanges rezan “TODO” y “NADA”. Ése es Alix. Así se nos muestra.

¿Cómo empezó su relación con la fotografía?

Fue en el año 76, siendo yo muy joven. Empecé cogiendo una cámara de fotos, metiéndome en el laboratorio a revelar los negativos y haciendo pequeñas copias en papel. En principio, claro, salían churros y luego, poco a poco, empecé a encontrarlo adictivo, a publicar en Star y a editar cómics underground con Ceesepe, con quien monté la Cascorro Factory… Pero, sobre todo, hacía fotos, no como una manera de ganarme la vida, sino como una pasión. Poco a poco, me fui sintiendo fotógrafo. La fotografía reforzaba mi propia individualidad y era muy consciente de que aquel momento sólo me pertenecía a mí y a los que estábamos allí. Ese es un camino que se percibe y se va estableciendo poco a poco, luego está la perseverancia. Pero, bueno, yo no viví de la fotografía hasta mucho más tarde. En aquel entonces malvivía económicamente, pero bienvivía en general.

¿De qué vivía en aquellos tiempos?

Bueno, si te lo digo y lo escribes nos despiden a ti y a mí.

¿Qué ha cambiado en usted desde entonces? ¿Qué ha aprendido su ojo a lo largo de todos estos años de experiencia y formación?

Lo primero que ha cambiado, el pelo. Y ya sabes lo que se dice, el hombre pierde el pelo pero no el vicio. Artísticamente, me he obligado a razonar. No eres el mismo con 30 años que con 40 ó 50. Ni eres la misma persona, ni tienes los mismos intereses, aunque hay cosas que nunca cambian. Si cada vez te sientes más feliz, eres sabio; si cada vez vas más hacia abajo y te encierras en ti mismo, pues eres más tonto. Yo, con los años, he ganado y, además, ya comprendo a las mujeres y me conozco más a mí mismo. Lo que sí ha cambiado es mi mirada, hoy en día es totalmente intencionada y ha ganado en abstracción. Se va definiendo. Lo que no vale es repetirse, volver a hacer lo mismo. Tú evolucionas y evoluciona tu mirada, lo que no cambia es la pulsión.

¿Son sus fotos intencionadamente provocadoras?

Bueno, me provocan a mí. Mis fotos no son provocadoras, sólo obligan a establecer una comunicación con el retratado porque hay un cruce de miradas y eso al espectador le provoca algo, o se la pone dura o le da miedo… Así es la vida. La interpretación la hace el espectador. Pero yo no quiero provocar nada, sólo ese diálogo y una emoción. Si hubiera buscado la provocación, tendría a todos los retratados con el culo abierto. A la mayoría de la gente que retrato la conozco y la quiero. Yo sólo me limito a hacer una búsqueda en ellos. Desde luego, no es un mundo marginal. ¿Qué es eso? Que se lo pregunten a los políticos, que son cuatro. Ellos sí son marginales.

¿Es usted de los que piensa que el público debe completar el significado de lo que ve?

No. El significado de la fotografía está dentro de la imagen. Lo que puede ser el espectador es la última parte del eslabón de esa cadena. Se ponen delante de una imagen y tiene que plantearse qué les da, qué percibe de ella, qué le provoca. De lo que me arrepiento es de no haber utilizado la provocación en mis fotografías, porque la provocación es lo primero en el camino hacia la revolución. En los años 70 y 80 sí había revolución, la juventud decidía los valores; la agitación, la trasgresión, estar contra el sistema, todos ellos eran valores. Ahora lo único que nos queda es lo políticamente correcto y un sistema de mercado atroz.

¿Podemos hablar de una relación sana entre arte y mercado?

No, es incestuosa, pero de toda la vida. ¡Para qué engañarnos! ¿Qué es ser artista? Pues no lo sé.

¿Es su fotografía una autobiografía?

Sí, tengo un gran álbum de cromos. Todo mi trabajo tiene un tinte autobiográfico, pero yo no juego a eso conscientemente. Eso lo hacen mis ojos, luego hay otra parte que es dónde corto, qué hago, qué decido, cómo lo narro… De todos modos, la fotografía no es mi vida. Mi vida está por encima de la fotografía. Pero sí es la pócima de la eterna juventud.

Muchos le consideran el cronista de una generación, el de la Movida Madrileña. ¿Se siente identificado con ello o considera que es una etiqueta muy limitada? ¿Qué representó para usted vida la Movida Madrileña?

Para mí, sobre todo, fue la época de mi juventud y como tal fue divertida. Pero, bueno, ya casi ni me acuerdo. He hecho más cosas, aparte de retratar la Movida, y eso es lo que voy a mostrar en la exposición del Reina. Sigo moviendo el esqueleto y eso es algo infalible si se quiere ser feliz.

Yo entiendo que la fotografía es un espejo de lo que fuimos y reflejo de lo que vivimos, es inherente, lleva esa carga. Pero no me gustaría que eso fuera lo que le diera el valor, sino la originalidad de la obra, el desarrollo visual… Todo eso.

¿Podemos decir que es usted un personaje más en sus fotografías?

Sí. Pero no creas que me estoy constantemente autorretratando, a veces es sólo un ejercicio. Una cámara de fotos, un trípode y el hecho de no tener modelo puede llevarte a autorretratarte. Sólo hace falta la predisposición, es un camino de búsqueda. Pero no tengo mucho ego, si salgo en las fotos es porque me considero un personaje más.

¿Qué cambió para usted y para la proyección internacional de su trabajo haber ganado en 1999 el Premio Nacional de Fotografía?

En la vida profesional, sí supuso un cambio. Sería estúpido no admitirlo. En el momento, no; pero si miro hacia atrás, sí. Es un reconocimiento muy importante. Uno lo recibe muy tímidamente, pensando en si realmente se lo merece. Yo no soy santo de mi devoción. Hay muy buenos fotógrafos ahí afuera.

¿Le ha resultado difícil llegar profesionalmente al lugar en el que se encuentra hoy como artista?

En muchos momentos me he planteado abandonar. Tienes muchas crisis. Durante algunos años la fotografía no me daba de comer, pero con el tiempo te das cuenta de que es un largo camino que hay que recorrer. Un día haces una exposición, otro día otra y así. También es cierto que ahora la fotografía se valora más, se hacen catálogos, me estás haciendo una entrevista… Yo soy un privilegiado, puedo vivir de lo que me gusta. Nunca pensé en que podría vivir de ser fotógrafo.

Durante un tiempo, allá por el 2003, la Hepatitis C le sume en una etapa gris y se resguarda en París para su tratamiento. ¿Qué le salvó anímicamente, qué le ayudó a seguir adelante?

El sentido del humor te salva muchas veces. Pero, bueno, yo creo que estaba ya salvado. Aunque, a veces, uno no lo quiere ver y nos torturamos nosotros mismos. El interferón fue el apoyo a mi etapa gris. Incluso, algunas veces, me río. Pero si lo pienso bien, puedo decir que sólo he pasado alguna noche regular…. Si te soy franco, lo que intento es lo que intentamos todos, estar en paz conmigo mismo y ser feliz, la redención.

¿Qué le aporta, personal y profesionalmente, París frente a Madrid?

Ahora mismo, casi nada. Tengo en París mi galería, trabajo mucho allí, tengo amigos y voy constantemente. Estoy un poco a caballo entre las dos ciudades. La etapa de vivir en París, de momento, se acabó y ahora resido en Madrid, una ciudad más humana. Pero hay sitios mejores que París. Allí tienes todo el día el culo mojado de ir en moto y, además, tiene una carga de soledad muy grande.

¿La cámara le acompaña siempre, es su infatigable compañera de viaje o su particular psicoanalista?

La cámara viene conmigo cada vez que puedo y la prostituyo. De momento, no he probado el digital. En mi casa tengo un laboratorio, revelo mis negativos, tengo plancha de contactos y a no ser que quiera hacer un experimento, lo mando a Alemania para que lo haga Kira Enss (genio y figura hasta la sepultura).

¿Por qué no ha trabajado, hasta ahora, con cámaras digitales?

Simplemente no lo he probado. Eso es todo. De todos modos, me gusta mucho la materia, el papel de plata y encuentro que, ahora, es mi camino de búsqueda. Mañana puedo probar el digital y gustarme, pero de momento me puedo permitir hacerlo a mi manera. Claro, si tuviera que trabajar en prensa o empezar ahora sería imposible seguir trabajando con analógica. Para mí todo lo que sirva para crear me parece bien, sea digital o analógico, incluso el dedo.

¿Está enganchado al blanco y negro?

Aprendí a trabajar en blanco y negro y me atrapó. Para lo que yo quiero es más poético, pero no descarto trabajar el día de mañana en color. De hecho, cuando empecé hacía diapositivas en color. Pero si hiciera color tendría que ser otro Alberto, empezar otro camino.

¿Qué hay detrás de sus narrativos pies de foto? ¿Por qué tienen un papel tan destacado en su trabajo?

Son importantes para mí desde que empecé a hacer fotos. Aunque no se los pongo a todas. Cuando son retratos siempre necesito el nombre de la persona, pero otros pies de fotos son más narrativos. Escribo poco, me cuesta muchísimo ponerme a escribir, aunque me gusta. En La Fábrica han recopilado todos mis textos, desde los primeros hasta ahora, y van a editarlos. Pero no soy escritor, soy fotógrafo.

Después de tres décadas como fotógrafo, ¿es consciente de haber creado escuela?

No, no soy consciente de eso. No lo he pensado en mi vida, aunque es muy halagador.

¿Le pesa la cámara? Es decir, ¿le agobia la presión de no repetirse, de no resultar cansino?

Esa presión no la tengo. El único que me juzga soy yo mismo y quien se impone esa presión de búsqueda con la cámara. Me digo: “eso lo he visto ya”. Me pregunto: “¿Qué quiero realmente?”. La presión de lo que piensen los demás, no, porque me da igual.

¿Qué aspecto es más importante a la hora de hacer una fotografía, el cómo, cuándo o dónde mirar?

Cada foto nace de una manera distinta. En general, siempre me pongo frente a lo que quiero fotografiar y, casi siempre, en espacios cortos. Si veo que la foto está muy preparada, en el sentido de resultar muy rococó, me molesta. Me gusta todo muy despojado.

¿Hay momentos mágicos en el trabajo de un fotógrafo?

Claro que existen. Los momentos mágicos son de una pulsión insultante. A veces, estoy en trance. La analógica frente a la digital te obliga a pararte un tiempo y pensar en qué estás viendo.

A la hora de fotografiar “en frío” (sin que sea una sesión preparada o un idea preconcebida), ¿qué es más importante, la técnica, el ojo o una conjunción entre ambas?

El buen ojo se educa, nace como una pulsión, de un deseo de mirar, de un deseo de encontrar. Hay una perversión detrás. Luego el ojo va descubriendo, a medida que fotografía, su propia pulsión.

¿Cuáles son sus fuentes de inspiración? La calle, la literatura, el cine, el trabajo de otros fotógrafos…

A mi me inspira el momento que estoy viendo y viviendo. De la literatura paso, no me motiva. Ya no leo tanto como antes. Una pena. Son referencias intelectuales, pero no me motivan. El trabajo de otros fotógrafos tampoco me inspira, me gusta.

Tiene una piel marcada, llena de arte. ¿Sabe cuántos tatuajes tiene? ¿Qué significan para usted?

Buf, no sé cuántos tatuajes tengo. Muchos y por todas partes. Reflejan que he tenido mucho tiempo y mucha vida. Es biografía porque tiene implícito el momento en que se hizo cada tatuaje y qué significó, pero los significados cambian. Cuantos más tatuajes te haces, más intención les pones a lo que dicen de ti. Son ilustraciones, por lo tanto, soy un hombre ilustrado.

Sabemos que, además, es un gran fan de las motos, ¿qué le aportan? ¿Es de los que acude a concentraciones?

La moto y yo nos comprendemos, me hace feliz. Sin la moto la vida se me haría cuesta arriba. Viajo mucho en moto, sólo o con algún amigo. Hay que ver cuánto me aguanta el cuerpo para poder seguir haciéndolo. Pero cada vez acudo menos a concentraciones, ya no tengo tanto tiempo.

Haciendo uso del título de su próxima exposición en el Reina Sofía (5 de noviembre de 2008 – 16 de febrero de 2009), le preguntamos, ¿cuál es el lugar “De Donde No se Vuelve”?

¿De dónde crees tú? Desde luego, no me refiero a la muerte. Eso sería muy obvio. Estoy hablando de la fotografía, incluso de nosotros mismos, de nuestro pasado, como un lugar del que no se vuelve. Yo fotografío el pasado. Es un juego y una licencia poética. La fotografía es un espacio en el que una vez estás en el papel, estás congelado y atrapado. No puedes volver a ese momento de tu vida.

¿Qué quiere contar en esta exposición? ¿Qué cuenta la pieza audiovisual que articula dicha exposición?

Es una exposición que, en origen, era una retrospectiva al uso y el reto estaba en construir una narración que, transitando por el pasado y el presente, contara esa historia, ese lugar del que no se vuelve. He creado un desarrollo de cómo ha sido mi mirada y cómo mira hacia delante. Es toda mi vida lo que se muestra. Todo ello viene articulado por una narración visual, un vídeo, que da título a esta exposición, “De Donde No se Vuelve” y unas fotografías.

¿Se acercará más al vídeo a partir de ahora?

Me acercaré a las rubias, a las morenas… Yo me acercaré a donde yo quiera hasta decir basta. No, en serio, es una forma de expresión más. A lo mejor no lo vuelvo a utilizar. No lo sé. En cada momento de mi vida he tenido mi manera de intentar expresarme. Por ejemplo, haciendo la revista “El canto de la tripulación”, hasta bailando me expreso.

Ya que hablamos de “El canto de la tripulación”, ¿con qué intención nace dicha revista?

Bueno, surge de un cúmulo de circunstancias. Hay pasión, agitación, latidos libertarios… De todo, incluso revancha. La revista está imbuida de las ideas de la época, de dónde veníamos, del contexto. Teníamos tiempo para dar y tomar. Hoy en día no sería posible hacerla. Se pueden hacer cosas mejores o peores, pero en aquel entonces yo era otro Alberto.

También estuvo trabajando en la mítica revista “Star”. Cuéntenos, ¿cómo fue su experiencia?

Joder, fue la primera revista a la que vendí una foto. Incluso recuerdo haber encontrado recientemente un recibo de 50 pesetas por el pago de una de mis fotografías. Para mí “Star” representa mis primeros trabajos. Éramos todos muy jóvenes, haciendo algo underground… Estábamos orgullosos de ello, aunque nos pagaran poco.

Haga una valoración final. ¿Considera que la vida le ha tratado bien?

Sí. Todos nosotros hemos sido bien tratados. Hemos nacido aquí y no en un país en guerra o bajo el yugo de la hambruna.

Los 10 amigos que han marcado su vida son…

Me parece injusto dar nombres y dejar a gente fuera. Es una pregunta tan inmoral como la de “¿A quién quieres más, a papá o a mamá?” ¿Puedo darte iniciales? J, F, T, W, A, M, N, J, H, Q.

Otra radio es posible_Besos_1/2

MALDITO DUENDE RADIO

Radio Círculo (100.4 FM)

jueves 19:00 – 20:00 / repetimos el domingo 13:00 – 14:00

—————————————————————————————————–

Maldito Duende es el programa de la revista El Duende. Música, palabra y creaciones sonoras se unen para ahondar en las relaciones causales, casuales y circunstanciales. Maldito Duende es radio temática de vanguardia que parte de la esencia de esta revista para seducir los oídos del oyente. Una adaptación, una reinvención, un complemento, una vuelta de tuerca con entidad y vida propias. Maldito Duende se sirve de las temáticas propuestas cada mes en la revista para articular sus programas semanales de forma creativa y desde los más variados enfoques.

Dirección: Mónica Caballero
Colaboran: Inma Flor y Neiro Nairo

—————————————————————————————————–

EL 15.10.09 AGITAMOS LA OXITOCINA CON UN PROGRAMA LLENO DE BESOS HÚMEDOS, SONOROS, CASTOS, DE TRAICIÓN Y DE BIENVENIDA…

d98_PORTADA_bartholot

ESCUCHA el último programa en:

Duendemad.com

Circulodebellasartes.com

—————————————————————————————————–

BANDA SONORA

———————-—–

The Maccabbees / Toothpaste Kisses

Yoko Ono with Peaches / Kiss Kiss Kiss

Prince / Kiss

Russian Red / Kiss my Elbow

—————————————————————————————————–

CONTENIDOS

———————-

De cara / Portada / Robert G. Bartholot

Sístole-Diástole / Editorial / El cementerio de besos / Rubén Arribas

Anecdotario / Tiana y el sapo (cine)

Biombo / Entrevista / Andrés Barba

Primer plano / Psicología de un beso (extracto) / José Luis Baringo

Al final de la escalera / Crítica de cine / Mapa de los sonidos de Tokio / Isabel Coixet

Caja de música / Biografía sonora / Zoé / Luna

Quirófano / Agenda / Carrots (concierto) + 87 Grillos_Carmen Werner (danza) + Óscar Niemeyer (exposición) + La inutilidad del beso de Javier Puebla (libro)

Personaje maldito / Biografía maldita / El Conde Drácula

Texto de Despedida / El beso no besado (extracto) / Javier Montes

—————————————————————————————————–

DÉJANOS TUS COMENTARIOS EN

malditoduende@grupoduende.com

Sergey Bratkov

Señores, señoras, paso a mostrarles imágenes de la vida en Ucrania tras la descomposición de la Unión Soviética.

De la serie Detención juvenil, 2001

O mejor dicho, cómo la ve el fotógrafo ruso Sergey Bratkov (Ucrania, 1960). Su mirada muestra un cierto desencanto, una esperanza truncada (la de una vida mejor tras la descomposición). Sus imágenes desvelan una población desintegrada, perdida y disoluta donde el Norte es Sur y el Este se convierte en Oeste en una espiral de confusión absoluta. Hay luchadores sin reglas, niños adictos al pegamento, secretarias en bikini y tacones, marineros caducos y algo amorfos, mujeres que sueñan con ser madres y portan tarros con semen de soldados anónimos, una estafa de tierras volcánicas con supuestos poderes curativos… Todo aparece desnortado, todo bajo el manto de lo inintencionadamente kitsch, de la miseria, de la tristeza más absoluta.

De la serie Mi Moscú, 2003

Son 130 imágenes descarnadas y dos vídeos (aunque yo sólo vi uno, el otro no pude encontrarlo, y los medios ¿desinformados? dicen que son cuatro) que nos devuelven una imagen poco placentera de la realidad social que observa Bratkov a su alrededor y que bebe de fuentes como la de su compatriota Boris Mikhailov.

De la serie Marineros, 2001

Glory Days (así se llama la exposición que se muestra en el evocador recinto de Canal Isabel II) es la ironía hecha imagen. Y es que, tal y como reza el título del único vídeo que fui capaz de visionar y que perfectamente serviría como subtítulo de la muestra, La vida es dolor. Podría ser humor negro, claro, pero lo que vemos se acerca más a la fotografía documental de un lugar y unas personas con un futuro incierto.

Lástima que durante el recorrido expositivo la información que se muestra al espectador sobre el trabajo de Bratkov sea escasa (ocurre lo mismo en los folletos que se distribuyen gratuitamente), lástima también que la sensación final tras ver la exposición sea de “pobre”. Algo falla y no es precisamente su trabajo, sino tal vez la forma de mostrarlo.

Por cierto, todavía están a tiempo de ver Glory Days:
hasta el 30 de agosto dentro de la programación de PHotoEspaña.