La escuela como túnel del tiempo / Tiempo de reflexión

Pizarra
El fin de semana del 15 y 16 de octubre de 2010 tuvo lugar uno de los eventos 2.0 más interesantes de los últimos meses, el Global Education Forum 2010 (GEF10) , con ponentes tan imponentes -permítanme la cacofonía- como Marc Prensky, inventor y diseñador de juegos, y Richard Gerver,  director de  Happy Secrets, entre muchos otros.

A lo largo de estos dos días se habló largo y tendido sobre cómo las nuevas tecnologías están cambiando la educación. Y, sí, la educación está cambiando, pero no el sistema educativo. Permítanme reflexionar sobre ello, no como experta en la materia, ni siquiera como implicada, sino como “tocapelotas” profesional que no entiende demasiadas cosas. Sigue leyendo

Tiempo de reflexión_Geekonomía, de Hugo Pardo Kuklinski

GEEKONOMÍA, UN RADAR PARA PRODUCIR EN EL POSTDIGITALISMO

Autor del libro_Hugo Pardo Kuklinski

Como afirma Antonio Bartolomé Pina en las páginas de Geekonomía, “en la era de la sobreinformación, el prestigio está configurado por el grado de atención de los otros”. Es decir, como empresa, institución, persona o profesional puedes publicar todo lo que quieras y puedas, pero tu grado de importancia depende de tu visibilidad (cuánto eres leído, citado, etc.). Algo que hoy en día, gracias a las redes sociales, es relativamente más fácil de conseguir. Una visibilidad que aporta reconocimiento, prestigio, condición de experto (sea cual sea la materia) y, por ende, aunque sea de manera indirecta (todavía no podemos hablar de ingresos por publicidad de cierto peso y, mucho menos, de forma pluralizada), genera un ROI, un retorno de la inversión (tiempo, dinero, energía), a modo de conferencias, charlas, trabajo, alumnos, clientes o similares.

Sigue leyendo

Terra incógnita_ El e-book debe reinventarse o morir

suicidame

¿Si el cine no es teatro filmado, por qué tendría que ser el libro digital un libro leído en pantalla? El e-book, en estos momentos, recuerda a El gabinete del doctor Caligary (Robert Wiene, 1920), una película donde los actores se mueven con gestos teatrales, abiertos y exagerados, frente a unos decorados de cartón-piedra. El cine, por entonces, no había encontrado su especificidad, su forma propia, y se aferraba al teatro. Exactamente lo mismo que está pasando con el libro digital. El nuevo formato ofrece cientos de posibilidades nuevas, pero seguimos aferrados al negro sobre blanco, así de tajante se muestra Hotel Postmoderno, el colectivo valenciano de literatura experimental que acaba de presentar Suicídame, su segundo proyecto literario, tras su primera novela homónima y también grupal. Sigue leyendo