Me gusta ser una zorra

Hablemos hoy de la diletancia como forma de vida, de jugar al despiste para llevarse el premio del caballo ganador, de mostrarse como no se es, de “venderse” a los demás sabiendo que detrás está la falacia más absoluta, de querer no hacer y que lo hagan los demás, de la pereza (ese pecado capital) y la zanganería, de vivir sin responsabilidades, de simular preocupación y cariño más allá de lo normal, de la hipocresía, de la doble moral, de no ser legal, de la cultura de los españoles (según Aran)… Hoy no os perdono, ego me absolvo. Mañana pasaré de puntillas escurriendo el bulto y haciendo como que no lo he visto. Bienvenidos a la verdadera individualidad, a la realidad.

Canción: “Me gusta ser una zorra”, Las Vulpes.

Anuncios