¿Are you happy? Tiempo de reflexión

are you happy

Pregunta fácil, respuesta complicada.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

 

Cine español / Tiempo de reflexión en formato collage

collage cine español

De cutreces y mediocridades (fíjense en el collage que encabeza este post, realizado por la que esto subscribe) está lleno el cine español. Se salvan muy pocos cineastas y todos sabemos sus nombres.

Salvo de la hoguera a Los otros del cine español (reportaje propio para Calle20). En esta redención, son todos los que están, pero no están todos los que son: hablamos de noviembre de 2008. Aunque poco ha cambiado el panorama patrio y los protagonistas de antaño permanecen hoy en lo más alto del escalafón cinematográfico, si hablamos de calidad y caminos altermativos.

SOBRE EL COLLAGE
Careto: ilustración de Daniel Clowes, recortada de la entrevista de Juan P. Holguera publicada en Calle20 (Febrero 2011).
Brazos + megáfono: recortado del reportaje Canciones para encender el alma, de Patricia Godes en Calle20 (Febrero 2011).
Texto: Borja Cobeaga en Sonrisas y lágrimas del cine español, reportaje de Nani F. Cores para Calle20 (Febrero 2011).

Daniel Clowes, vía Borja Cobeaga, afirma: “Habría que contratar a Don Draper para mejorar la imagen del cine español”.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

La fama y la popularidad / Tiempo de reflexión

Tú antes molabas es la típica expresión (algo juvenil) que podríamos aplicar a mucha gente: popular, famosa o conocidilla en determinados ambientes. Antes, cuando todavía estos personajes estaban al comienzo de su popularidad y empezaban a despuntar, todas las cámaras, todos los medios, estaban ávidos de tenerles entre sus páginas, en sus programas, aparecían como actores sempiternos en cada serie de televisión o película que se realizara. Y no, no hablo sólo de los mass media, sino de los que van de indies, underground o post-modernos. Ellos también juegan a esto de la fama y la popularidad, aunque sea en una división o escala inferior. Pasan los años, pasan las modas y los otrora objetos de deseo se convierten en juguetes rotos incapaces de ubicar lo que fueron y lo que son.

Tú antes molabas también es una serie online creada y protagonizada por el humorista y guionista Antonio Castelo (Alicante, 1982). Con un registro de falso documental, es el heredero patrio (no tan perfecto, ni tan acabado) de la británica The Office. En ella, el gran tema es la decadencia de la fama y la popularidad a base de hacer humor de la sordidez (David Brent en The Office, una vez despedido).

Reflexionen ustedes mismos viendo uno de sus capítulos o piensen en cualquiera de los triunfitos o gran hermanos y sus trayectorias “profesionales” (véase Aída Nízar o cualquier otro cuyo nombre ni recuerdo, ni quiero recordar). Qué pena, penita, pena…

 

OTRAS SERIES PARA LA REFLEXIÓN SOBRE LA FAMA Y LA POPULARIDAD


CURB YOUR ENTHUSIASM
(Larry David)


EXTRAS
(Ricky Gervais)


¿QUÉ FUE DE JORGE SANZ?
(David Trueba)


Tan brutales y dolorosas como la vida misma.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

Comprar, tirar, comprar: la obsolescencia programada / Tiempo de reflexión

  • Las piezas de las impresoras fallan: hay un chip integrado en las mismas que establece que, llegado determinado número de impresiones, la impresora deje de funcionar.
  • Las bombillas que, en 1911, lograron alcanzar una duración certificada de 2.500 horas tienen hoy una vida útil de menos de la mitad. Ahora sólo pueden verse en museos.
  • Las medias de nylon tenían una vida muy larga: las mujeres eran felices en 1940; los empresarios se resentían. Solución: el hilo eterno desaparece de la producción, las medias vuelven a durar poco, los empresarios son felices.

Se acorta la vida de los productos para asegurar la venta continuada de productos: “un artículo que no se desgasta es una tragedia para los negocios”. Hablamos, cómo no, de la obsolescencia programada, una estrategia empresarial propuesta en su día, tras el Crash del 29, por Bernard London, lo que asegura la permanencia del capitalismo exacerbado. Se le atribuye el crecimiento de la economía occidental: mientras se venda, hay producción; mientras haya producción, hay empleo y, por lo tanto, una supuesta vida digna para el trabajador/proletario.

Ni creo que esta estrategia sea sostenible a largo plazo (los recursos son finitos), ni creo que como opio para el pueblo sea válido (¿por qué no se dirige esa fuerza de trabajo hacia otras metas?).

Más info: RTVE

Encuentro digital con Cosima Dannoritzer, directora del documental.

OTRO INTERESANTE DOCUMENTO SOBRE CONSUMO RESPONSABLE

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

El Ángel Exterminador / Tiempo de reflexión

La etapa mexicana de Buñuel dio mucho de sí, quienes conocen su trabajo lo saben. Bajo el título de El Ángel Exterminador (1962) nos muestra un drama surrealista que produce, ante todo, un proceso de extrañamiento in crescendo:

El director usó en esta película sistemáticamente las repeticiones de secuencias, aunque no idénticas. A pesar de que en muchas ediciones se han cortado creyendo erróneamente que constituían defectos de montaje, estas son plenamente conscientes. Nada más comenzar la película vemos a todos los invitados que vienen de la ópera entrar en la mansión de Nóbile. Y entran dos veces. Pero con sutiles diferencias. En una secuencia el punto de vista de la cámara en el plano en que atraviesan la puerta de entrada es en un acentuado picado y en otra, en claro contrapicado. Del mismo modo vemos a las criadas, que, a la vez van saliendo de la casa, sin ningún motivo aparente, salir dos veces y esconderse de nuevo en sendas ocasiones al ver la llegada de los burgueses a la cena; el brindis es propuesto dos veces por el anfitrión… más de una decena de estas repeticiones, que dan un ritmo extraño y poético al film, podrían contarse. Fuente. Wikipedia.

Una repeticiones que generan, en un primer momento, cabreo, ante la copia comprada; en un segundo, curiosidad ante la asimilación de la intencionalidad de lo acontecido en la pantalla y, finalmente, desubicación como espectadores de algo que no llegamos a entender. Estos detalles, provocan una mayor adicción, si cabe, a la historia. Pero si hablo hoy de ella en Tiempo de reflexión es por ser espejo y metáfora de la putrefacción de la sociedad actual; una sociedad  que no provoca en mí sino extrañamiento y disconformidad, tanto como cabreo, curiosidad y desubicación.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

La escuela como túnel del tiempo / Tiempo de reflexión

Pizarra
El fin de semana del 15 y 16 de octubre de 2010 tuvo lugar uno de los eventos 2.0 más interesantes de los últimos meses, el Global Education Forum 2010 (GEF10) , con ponentes tan imponentes -permítanme la cacofonía- como Marc Prensky, inventor y diseñador de juegos, y Richard Gerver,  director de  Happy Secrets, entre muchos otros.

A lo largo de estos dos días se habló largo y tendido sobre cómo las nuevas tecnologías están cambiando la educación. Y, sí, la educación está cambiando, pero no el sistema educativo. Permítanme reflexionar sobre ello, no como experta en la materia, ni siquiera como implicada, sino como “tocapelotas” profesional que no entiende demasiadas cosas. Seguir leyendo

Tiempo de reflexión_Geekonomía, de Hugo Pardo Kuklinski

GEEKONOMÍA, UN RADAR PARA PRODUCIR EN EL POSTDIGITALISMO

Autor del libro_Hugo Pardo Kuklinski

Como afirma Antonio Bartolomé Pina en las páginas de Geekonomía, “en la era de la sobreinformación, el prestigio está configurado por el grado de atención de los otros”. Es decir, como empresa, institución, persona o profesional puedes publicar todo lo que quieras y puedas, pero tu grado de importancia depende de tu visibilidad (cuánto eres leído, citado, etc.). Algo que hoy en día, gracias a las redes sociales, es relativamente más fácil de conseguir. Una visibilidad que aporta reconocimiento, prestigio, condición de experto (sea cual sea la materia) y, por ende, aunque sea de manera indirecta (todavía no podemos hablar de ingresos por publicidad de cierto peso y, mucho menos, de forma pluralizada), genera un ROI, un retorno de la inversión (tiempo, dinero, energía), a modo de conferencias, charlas, trabajo, alumnos, clientes o similares.

Seguir leyendo