Animación y Motion Graphics en el Club de Creativos / Terra incógnita

De la tertulia del cdec que tuvo lugar ayer (2 de febrero), me quedo, sobre todo, con utopic_Us, un espacio frío, poco confortable, insólito, pero ineludible en los últimos tiempos como ubicación para todo tipo de eventos (desfiles, charlas, proyecciones…). Le resta comodidad, pero le suma encanto.

En esta ocasión, el centro de atención fue la animación y el motion graphics. Los invitados fueron 4: Nacho Martin y Miguel Ángel Fernández, realizador y productor, respectivamente de Usert38; Tavo Ponce, fundador y alma mater de Toch Studio, y David Sanfelipe (Duprez), fundador y realizador de Cocoe.

Lo que más me gustó e interesó de lo que mostraron fue lo siguiente:

MAMÁ LUCCHETTI Y LA LICUADORA
Conocía sus vídeos por mi hermana, Sin Recetas de la Abuela, pero éste sobrepasa todo lo imaginado: me muero de la risa. Házselo a tu hijo, a tu chico o a tu jefe, tú decides.

WESTERN SPAGHETTI BY PES
Éste me gusta porque su autor, Adam Pesapane, hace uso de lo cotidiano para conseguir algo extraordinario.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

Otro final es posible / Terra incógnita

Con “otro final es posible” no me refiero a los títulos de crédito (vayamos un poco menos allá), sino al final de las películas y series que sus autores tan pacientemente elaboran y nosotros, como futuros espectadores, impacientemente esperamos.

El problema surge cuando raudos y veloces asistimos a las salas de cine o al sofá de nuestro dulce hogar para ver la película o serie objeto de deseo (vale, exagero un poco) y su final nos arrastra a la decepción más absoluta (vuelvo a exagerar, no puedo evitarlo)

¿Qué hacer ante semejante sacrilegio? Pues, bien, hay gente que ya ha pensado en ello y nos ofrece finales alternativos. Eso sí, no esperen nada serio, más bien es todo pura parodia condensada en 2 ó 3 minutos a modo de corto animado.

Y es que los fans, como sabemos, se apropian de los textos, los hacen suyos. Véase, Henry Jenkins.

¿Te has planteado cuál sería el final correcto para The Social Network?


¿Con qué nos sorprenderá el alter ego del incombustible e irreverente Borat?

Más finales en How it should have ended

—————————————————————-

Bookmark and  Share

—————————————————————-

Terra Incognita

TODO UN DESCUBRIMIENTO

Inauguramos sección con Mary & Max, el nuevo trabajo de un director de lujo, Adam Elliot (Australia, 1972), al que he tenido el placer de conocer gracias a uno de los grandes de la redacción de Notodo.com.

El largometraje pudo verse en España durante la pasada edición del Festival de Sitges, concretamente en la sección Seven Chances, donde tuvo una muy buena acogida. Sin embargo, de momento no hay fecha de estreno prevista por estos lares. Lástima. Aunque, como saben, hay otras opciones…

Les dejo el tráiler, disfrútenlo.

En Mary & Max el realizador y guionista Adam Elliot “regala” a sus personajes el síndrome de Tourette, el síndrome de Asperger, la obesidad mórbida, un magnificado sentimiento de soledad, nos habla de suicidio, alcoholismo y depresión, nos muestra perritos copulando y mucho más. ¿Podemos, entonces, hablar de animación para niños y mayores cual trasunto de Pixar? Ni de coña. Sus animaciones son sólo para “adultos” y eso nos gusta y mucho.

SINOPSIS Mary & Max (extraída de CGNauta Blog)
“Mary es una chica solitaria que vive en los suburbios de Melbourne, Australia, la niña fea de la clase con una mancha de nacimiento que cubre visiblemente su frente, con una madre cleptómana y alcohólica, con un padre desentendido de su familia, que se entretiene en inútiles pasatiempos para evitar enfrentar el hecho de que su familia es un chiste.

Mary y Max (2009), Crítica de la película

Max es un hombre judío de 44 años con síndrome de Asperger que vive en Nueva York, incapaz de desarrollar empatía y reconocer los rasgos faciales de las personas, su único amigo es una persona imaginaria, el Sr. Ravioli, quien pasa el tiempo leyendo libros de auto-ayuda, su madre se suicidó luego de que su padre la dejara y él ha tenido una vida caótica que lo ha alejado aún más de la realidad, resumida a la visita a su Psiquiatra y el grupo de Comilones Anónimos.

Mary y Max (2009), Crítica de la película

Para Max la vida cambiará a partir del momento en que reciba, de pura casualidad, la carta de una niña solitaria en busca de respuestas a una vida muchas veces poco tolerable.”

CON GANAS DE MÁS
Si se han quedado con ganas de más, échenle un vistazo a su anterior trabajo, Harvie Krumpet (2003). El corto, ganador de un Oscar al mejor cortometraje de animación, no tiene desperdicio. El trabajo de Adam Elliot es tragicomedia en estado puro.