Armand Gatti, la revolución de las palabras / Domingo de remember

EDM104_PPLANO_ArmandGatti_fotoPaoloGasparini

Entrevista realizada por la que esto subscribe el 14 de abril de 2010, para la revista El Duende.

—————————————————————-

Fidel Castro le otorgó, allá por los 60, el sobrenombre de “El otro Cristóbal”, como aquel “otro” que conquistó América -el mundo, diría yo-, sin armas, con palabras. No en vano, es un celebrado poeta, dramaturgo y cineasta cuya obra entera podría calificarse como una invocación a la resistencia. El ya octogenario Gatti (Mónaco, 1924) sigue conquistando, y no sólo por su verbo. Acudimos a su encuentro con la excusa de la presentación de su Antología poética (Ed. Demipage) en España y se nos muestra como un bebé con su sonajero. Un sonajero que, por momentos, toma la forma de Historia, su historia; por minutos, se transforma en canciones de viva voz que recupera de sus trabajos fílmicos y, por segundos, en puro juego de seducción hacia la periodista. No hay barreras para su genio.

¿Qué le inspira? En realidad la inspiración surge de los encuentros personales, de los movimientos, de los desplazamientos… El objetivo final es andar. Pero también me han inspirado la pobreza de mis orígenes -mi madre era empleada del hogar y mi padre barrendero- y la lucha constante por conseguir una vida mejor.

Usted conoció, siendo reportero, a Che Guevara, Fidel Castro y Mao Zedong. ¿Cómo le sirvió a la hora de crear? Mi obra ha sido mucho más influida por Mao Zedong. Sobre todo, por la relación que creó entre el chino, entendido como lenguaje, y el teatro cuántico, que es a lo que me estoy dedicando últimamente. Mi relación con Mao fue esencialmente poética, es decir, Mao escribía y yo intentaba transmitir eso al público europeo. En cuanto a mi relación con el Che o Castro sólo puedo comentar que fui invitado, a principios de los ‘60, por el incipiente gobierno castrista a rodar allí, como muchos otros artistas afines al régimen que eran invitados a contar la Historia -en realidad, era participar de alguna manera en la promoción del régimen-. Para mí significó rodar una película, El otro Cristóbal, y ganar simbólicamente, a través de una cámara, la guerra que se había perdido años atrás en España. En ella intervino el pueblo, de extras y actores principales, ellos pusieron todos los medios. Fue muy artesanal, un rodaje muy surrealista. Sigue leyendo

Anuncios

Terra incógnita_Periodismo Humano: un nuevo modelo de prensa

PERIODISMO HUMANO:  UN NUEVO MODELO DE PRENSA

Los medios nacen (¿demasiados?), crecen (algunos), se desarrollan (los menos) y mueren (los más). Así las cosas, el próximo 23 de marzo verá la luz P+DH, es decir, Periodismo + Derechos Humanos, el nuevo medio de comunicación digital y sin ánimo de lucro dirigido por Javier Bauluz (Oviedo, 1960), Premio Pulitzer de Periodismo en 1995 y Premio Nacional de Derechos Humanos en 2008. ¡Casi nada! Atentos todos, la presentación oficial tendrá lugar el martes vía Internet (videoconferencia).

Como ya sabemos, el mercado está saturado. Por lo tanto, el tiempo dirá (no hay mejor clarividente) si un medio que se postula distinto alcanza la permanencia o corre la suerte de otros como Soitu y Factual. Aunque este caso sea, de partida, tan diferente en todo. Veamos: P+DH pretende dotar de visibilidad a los más débiles, a los nadies, a esos que “valen menos que la bala que los mata” (como diría Galeano y recoge Periodismo Humano en su blog). Hablamos, pues, de un periodismo focalizado en las personas cuya financiación proviene (ese es el objetivo y una de las grandes diferencias) de los ciudadanos, organizaciones e instituciones públicas y privadas que, como afirman desde P+DH, asumen la necesidad y utilidad pública del periodismo humano que proponen y contribuyen, en la medida de sus posibilidades, a financiarlo (¿utopía o realidad?). Conceptos como “servicio público al ciudadano” y “función social del periodismo” quieren ser marca de la casa y alternativa real a los medios tradicionales que dejan atrás “Información que sí importa”.

¿Cuáles son, entonces, las claves de P+DH?

Los propios implicados señalan las siguientes:

  • Equipo de redacción profesional (30 personas entre redactores, corresponsales, colaboradores y analistas) inspirado por el Manifiesto Periodismo y Derechos Humanos y con sede en Gijón.
  • Producción de contenidos propios (la mayoría bajo licencia Creative Commons) y difusión de contenidos de calidad con un foco de mira, las personas, los derechos humanos.
  • Presenta siete secciones fijas (Migración, Mujer, En conflicto, Cooperación, Sociedad, Economía y Culturas) y el apartado Enfoques (participación de expertos).
  • Ha sido creado a partir de software libre: WordPress, para ser más concretos.
  • Utiliza las redes sociales como una herramienta más.
  • El ciudadano encarna un papel activo en P+DH (aportar y redistribuir información).
  • Acceso libre y gratuito a los contenidos. La información es entendida como bien público y no como negocio.
  • Las donaciones se convierten en el método de financiación.
  • Desarrolla la función social del periodismo, de servicio público al ciudadano. P+DH ejerce un periodismo independiente que no responde a intereses económicos y políticos particulares.

Y, por supuesto, la letra griega que lo identifica, φ. Símbolo de muchas cosas, todas interesantes, como indican en su blog:

  • φ es el número de oro o áureo, una proporción matemática presente en lo más insospechado: en la relación entre la cantidad de abejas macho y abejas hembra en un panal, en la forma de la espiral de una caracola o una piña o en las proporciones de cuerpo humano del Hombre de Vitrubio. El hombre como medida de todas las cosas.
  • φ es la función del trabajo, es la energía mínima que debe proporcionarse a un electrón para liberarlo de la superficie de una sustancia determinada. Si nos animamos a hacer metáforas con la energía y la libertad, no terminamos.
  • el Fenómeno φ es el que hace que cuando veamos una sucesión de imágenes estáticas nuestro cerebro construya el movimiento. La base del cine, el límite entre la fotografía y el vídeo.
  • φ no es solo certeza, es también duda, magia y alma.
  • φ, en su trascripción fonética latina, equivale a ph, es decir, periodismo humano.

El germen de tan interesante y prometedor proyecto podemos encontrarlo en Piraván, productora multimedia de periodismo, creada en 2004 y dirigida por el propio Bauluz, que desarrolla “información humana por todos los medios” (vídeo, fotografía, texto, exposiciones y comunicación social). Pasen y vean. Les dará una ligera idea de por dónde van a ir los tiros en P+DH.

—————————————————————-

Bookmark and Share

—————————————————————-

PUBLICADO POR LA QUE ESTO SUSCRIBE EN YOROKOBU.ES

—————————————————————-

Domingo de remember_Animación nipona + Premios Berlinale

TODO SOBRE LA ANIMACIÓN NIPONA QUE ARRASA EN OCCIDENTE

Imagen: Tekkon Kinkreet (Michael Arias, 2006)

—————————————————————-

* Como sabrán o intuirán, Domingo de remember me sirve para recuperar determinados artículos, entrevistas, reportajes o críticas pretéritas. Dicho lo cual, les dejo esta vez un artículo que elaboré para Público en diciembre de 2007 en torno a la animación nipona. Por supuesto, recuerden siempre la fecha al leerlo.

—————————————————————-

El anime o animación de procedencia japonesa empieza a tener una repercusión en España impensable hace unos años y es que, sin duda, estamos ante una de las formas de expresión audiovisual que más ha revolucionado el cine contemporáneo en los últimos tiempos. La Princesa Mononoke, Porco Rosso, ambas del gran maestro Miyazaki, además de Akira de Otomo y Metrópolis de Rin Taro, han sido los principales artífices de que la animación nipona se haya hecho un hueco en occidente. Pero, tampoco podemos negar la influencia de series ya míticas como Mazinger Z o Dragon Ball. Curiosidades de la vida, acaba de empezar el rodaje de ésta última, que será transformada en la “típica película americana estudiantil con héroe imberbe y acción hollywoodiense” que interpretan actores reales, tal y como nos comentan los responsables del blog especializado en manga y anime japonés, Ramen Para Dos.

Imagen: Metropolis (Rin Taro, 2001)

En este tipo de filmes las técnicas tradicionales se mezclan con la más moderna tecnología en 3D, creando una poesía visual urbana capaz de conquistar al mismísimo Quentin Tarantino de Kill Bill, el gran fagocitador de la cultura audiovisual contemporánea que llegó, según nos explica Ángel Sala, director del Festival de Sitges y gran experto en la materia, “a convertir una parte de la película en animación”. Asimismo, nos comenta, Matrix se basa en el manga Ghost in the shell, pero también estudios como Cartoon Network y Nickelodeon lo imitan (véase, Las Supernenas). Más recientemente, filmes como La brújula dorada y Stardust reciclan muchas escenas vistas en El viaje de Chihiro y El castillo ambulante. Es más, la nueva incursión cinematográfica de los hermanos Wachowski, Speed Racer, que podremos ver en mayo, también adapta una serie homónima de animación japonesa”. Sorprendentemente, “el anime más innovador de los últimos años, Tekkon Kinkreet, una adaptación de un manga de mucha tradición en Japón (Black and white), ha sido dirigida por un americano, Michael Arias” nos explica. De hecho, esta “tecnovisión animada de una cosmópolis retrofuturista”, en palabras del propio director, acaba de ser seleccionada para los Oscar de animación junto a otras grandes producciones como Persépolis o Ratatouille.

Imagen: El castillo ambulante (Hayao Miyazaki, 2004)

No obstante, la influencia entre Oriente y Occidente es recíproca. Cuentos de Terramar, cuyo estreno está previsto para el próximo 21 de diciembre, hace todo lo contrario. En este caso, “un realizador japonés, Goro Miyazaki, adapta la novela de una escritora occidental, Ursula K. Le Guin”, nos informa Sala. Y es que la animación nipona está de moda. Pero el anime, no nos equivoquemos, no es algo unívoco. “Miyazaki (padre) y el Studio Ghibli corresponden a lo más conservador y comercial que sale de Japón. Nos fascina porque ha llegado recientemente a España, pero podríamos identificarlo con Disney y sus mundos fantásticos e infantiles. Sin embargo, el Studio 4ºC con Satoshi Kon o Watanabe a la cabeza son los ejemplos más progresistas e innovadores. De hecho, Kon utiliza personajes y escenarios muy realistas, además de guiones muy elaborados. Es el caso de trabajos suyos como Paprika y Tokyo Godfathers. Afortunadamente, el Studio 4ºC, al igual que MadHouse (Rin Taro, Mamoru Oshii), innova en cada película con un grafismo, una temática y una narrativa poco convencional”, argumenta.

Imagen: Paprika (Satoshi Kon, 2006)

Muchos piensan que las realizaciones procedentes de aquellas tierras presenta una excesiva carga de violencia o sexo gratuito, pero la realidad es muy distinta y es que hay tanto tipo de anime como espectador y abarca tanto comedia como drama, terror, acción y ciencia ficción. No en vano, muchos de los filmes que nos llegan comportan, de forma sorpresiva para los neófitos, una buena dosis de crítica social.

“En nuestro país hay una cantidad de fans impresionante y un gran éxito del salón del manga o de festivales como el de Sitges o el de San Sebastián, pero hay pocas empresas de distribución que se dediquen a promocionar este género. Sólo Manga Films, Selecta Visión, Jonu Media y SoGood Ent. De hecho, en momentos tan críticos para la industria cinematográfica, los grandes éxitos de venta de DVD vienen de la mano de la animación, especialmente la japonesa”, objeta Sala. Actualmente, añaden Ramen Para Dos, “España se limita tan sólo a editar y distribuir anime, colaborando muy poco o nada en la faceta creadora”.

—————————————————————-

GUÍA PRÁCTICA PARA UN NEÓFITO

“Una de las características más importantes del anime y el manga japonés, respecto a la animación tradicional de occidente, es que abarca todo tipo de géneros y edades”, explican Ramen Para Dos.

“Si te gustan las historias sencillas, de acción, artes marciales, compañerismo y superación personal, el shonen es tu género, donde obras como Naruto, Bleach, FullMetal Alchemist o las más clásicas de Ranma1/2 y Dragon Ball (reeditadas ahora en DVD) son de obligada referencia.

Si, en cambio, te gustan las historias más tiernas, con triángulos amorosos complicados, en las que el amor y las relaciones sentimentales son el centro de la historia, el shojo es lo tuyo. En este caso, la tierna historia de Fruits Basket o Nana (en una fantástica edición en DVD) posiblemente sean de lo mejor que hay ahora en el mercado.

Pero, si buscas historias más adultas que te hagan pensar, en el seinen encontramos películas tan imprescindibles como Tekkon Kinkreet, Paprika, o series como Monster, una obra maestra del genero del suspense que bien podría convertirse en una serie de culto de estar rodada en imagen real”.

—————————————————————-

LOS IMPRESCINDIBLES

Akira de Katsuhiro Otomo (1988) / El gran clásico que introdujo el anime en Occidente.

Ghost in the shell de Mamoru Oshii (1995) / Icono del cyberpunk con secuela.

El viaje de Chihiro de Hayao Miyazaki (2001) / Primera película de animación en llevarse un Oso de Oro en Berlín y un Oscar.

Gisaku de Baltasar Pedrosa Clavero (2005) / Por ser la primera película de anime realizada en España.

Paprika de Satoshi Kon (2006) / El nuevo trabajo del director de la mítica Perfect blue.

—————————————————————-

P.D.: PREMIOS DE LA BERLINALE

Fuente: Cineuropa / 21.02.2010

Berlinale


Oso de Oro a la mejor película
Honey – Semih Kaplanoglu

Oso de Plata – Gran Premio del Jurado
If I Want to Whistle, I Whistle – Florin Şerban

Oso de Plata al mejor director
Roman Polanski – The Ghost Writer

Oso de Plata a la mejor actriz
Koji Wakamatsu – Caterpillar

Oso de Plata al mejor actor (ex aequo)
Grigory Dobrygin y Sergei Puskepalis – How I Ended This Summer

Oso de Plata al mejor guión
Apart Together – Wang Quan’an

Oso de Plata al mayor logro artístico
How I Ended This Summer – Alexei Popogrebskiy

Premio Alfred Bauer
If I Want To Whistle, I Whistle – Florin Serban

Premios colaterales

Premio del Gremio de Cines de Arte y Ensayo de Alemania
Faith – Burhan Qurbani

Premio del jurado ecuménico
Sección Oficial en competición:
Honey – Semih Kaplanoglu
Panorama:
Kawasaki’s Rose – Jan Hrebejk
Forum :
Still Alive In Gaza – Nicolas Wadimoff

Premio FIPRESCI
Sección Oficial en competición::
A Family – Pernille Fischer Christensen
Panorama:
Parade – Isao Yukisada
Forum :
Crab Trap – Oscar Ruíz Navia

C.I.C.A.E. Awards
Panorama:
Kawasaki’s Rose – Jan Hrebejk
Forum:
Winter’s Bone – Debra Granik

Premio Europa Cinemas Label
When We Leave

Premios Teddy
Mejor largometraje
The Kids Are All Right – Lisa Cholodenko
Mejor documental
The Mouth of the Wolf [tráiler, film focus] – Pietro Marcello
Mejor cortometraje
The Feast Of Stephen – James Franco
Premio Teddy del jurado
Open – Jake Yuzna
Premio de los lectores Siegessäule
Postcard to Daddy – Michael Stock
Premio especial Teddy
Werner Schroeter

Premio Caligari
The Mouth of the Wolf – Pietro Marcello

Premio NETPAC
Au Revoir Taipei – Arvin Chen

Premio Peace
Son Of Babylon – Mohamed Al-Daradji

Premio Amnesty International (ex aequo)
Son Of Babylon – Mohamed Al-Daradji
Waste Land – Lucy Walker, João Jardim, Karen Harley

—————————————————————-

Domingo de remember_Fernando Arrabal

ENTREVISTA A FERNANDO ARRABAL

Imagen: www.arrabal.org

———————————————————————————————

Realizada en febrero de 2008
Publicada (en modo resumido) en la revista ESQUIRE en octubre de 2008

* Como siempre, comentarles que la revista Esquire, en su sección En esto creo, no publica las preguntas del periodista, sólo las respuestas del entrevistado. Así pues, les dejo las declaraciones que Arrabal hizo para Esquire.

———————————————————————————————

FERNANDO ARRABAL

Escritor, iconoclasta, patafísico…

———————————————————————————————

Si el niño que fui me viera ahora es posible que pensara (más que dijera): “Qué buenas migas haría este señor tan mayor ya conmigo y con la mujer que le enseñó a leer, escribir y amar”. O que, horrorizado por la imposibilidad de revivir, se inventara uno de sus dichos, que aún no se conocían por  “arrabalesco”: “Nunca segundos viernes fueron jueves”.

El mayor logro de mi vida, obviamente, estaría por venir… “Si Pan quiere”. ¿El mayor fracaso? Lo fraguo caso por caso. Y también: ¿estaría por venir?

Me arrepiento de muchas cosas. Por ejemplo, de no haber abrazado las matemáticas cuando me lo recomendó el tribunal de mi primer premio a los diez años (el de “primer superdotado de España”). Y luego de haberme dedicado, quizás demasiado, a la ciencia.

Si existiera la felicidad, ¿hay mejor calidad para alcanzarla que la generosidad? La santidad civil y pagana es mi sueño por ahora, desgraciadamente, inalcanzable.

Mi mayor miedo es el de morir sin estar rodeado por quienes quiero.

Nada justifica la mentira. Es una componenda inútil con la ira centrípeta de uno mismo.

Me identifico con el Atila enamorado del final de su vida, el Stalin adolescente y  fervoroso seminarista de Tiflis, el místico (y secretario secreto de Sartre hasta su muerte) Bennie Lévy deslumbrado por la trascendencia y la niña Teresa de Ávila cuando quiso desterrarse.

Me hubiera gustado vivir el big-bang. Aunque me parezca tan difícil vivir fuera de la época actual.

Admiro a mi padre (mártir y santo), a Topor, Marcel Duchamp y Beckett (q.e.p.d.). Todos los días que pasan añoro sus presencias. Y hoy a Lis, Kundera, Lélia, Houellebecq, Samuel, Louise Bourgeois y un etcétera gigantesco.

Si tuviera poder ilimitado, lo limitaría, por lo menos.

Si me preguntan quién me hubiera gustado ser, les diría modestamente, Fernando Arrabal. Soy una “instalación” que representa como ninguna (pero únicamente para mí) el ser aquí y hoy.

La obra de arte que considero fundamental e imprescindible, al menos para mí, es obviamente la mía.

Me gustaría morir durmiendo. Pero en paz con todo y con todos.

¿El poder tiene sexo? ¿El sexo poder? ¡Joder! ¡Qué lata! ¿‘Quousque tandem’? ¿Cree que no nos hacen sufrir suficientemente estos groseros mellizos?

Desgraciadamente creo que siempre he vagado en el exterior o en el margen de la extravagancia. Pero, como el personaje de mi novela “Como un paraíso de locos”, espero llegar a ser como todos.

Si tuviera que mencionar una comida, sería el plato que hicieron para mí las personas que dijeron que me querían en mi primera infancia.

Como a Wittgenstein el artículo de su muerte o al Creador el vehículo del “tohu bohu” (alias “big bang”), al ser humano la confusión tanto le arrebata con arrobo (incluso en el arrabal) que no le crea obligaciones. O, si se las crea, son tan divertidas e inteligentes que pasan inadvertidas. El cíclope ciego se distingue mal del tuerto.

Me pregunta si hay un alegato político en mi obra y yo respondo: me sorprendió la acogida de mi “Carta a Franco” en vida del dictador. La Bolsa: catedral e iglú que celebra el milagro de hacer del dinero dinero. Las poluciones nocturnas del  nuevo rico al despertarse: ¿son cubitos de hielo entre las sábanas?

No parece que se puedan establecer vasos comunicantes (con visos de comunión) entre mi diccionario pánico y el de las academias sin que perdamos nuestras identidades al alimón. Que un camello pase por el ojo de una aguja es menos infrecuente que encontrar al camellero que trató de hacerlo.

¿Es pánico todo lo que reluce? El hombre pánico (e incluso su pene) observa con pena el eterno triunfo de la confusión. En el Colegio de Patafísica se define al omnipresente universo de las excepciones. El filistino busca un espejo que le cambie su conformista faz por una cara patafísica o pánica. ¿Que sólo puede ser dura?

¿Por qué hay quien sólo conoce de mí la “borrachera patafisica” de la famosa tertulia con Sánchez Dragó? Habría que consultar a las pitonisas de la confusión o a los simpáticos neo-comisarios de hoy. Éstos, con  los cirujano-barberos de la época de Cervantes, supongo que responderían: “Gracias a un reloj de sol (y de pulsera) cada instante señalaría la hora que más nos apeteciera”. Qué hermosura contemplar cómo la mayoría de los ex-censores hacen carrera como campeones de la simpatía. Incluso los hubo de Fuerza Nueva que se alistaron a formaciones revolucionarias armadas. Las sabandijas, cuando enferman, no se meten en la cama.

“In vino veritas”, pensó uno de los tres hijos de Noé. Hasta aquella fecha, la de la famosa tertulia, no bebía y aquella noche me tragué un vaso de chinchón creyendo que era agua. Tardé años en apreciar el vino; me sabía a vinagre. Aún hoy echo azúcar en el champán y, sobre todo, en el “Dom Perignon”. No me agrada en absoluto, pero las leyendas pueden sentar plaza de verdades, como observó Gracián. Aunque los mitos son mentiras que dicen la verdad. El elefante tuvo que cortarse la trompa: su rabito sentía celos de ella.

La provocación es infantil, centrípeta y aleatoria. Creo que se puede confundir provocación y humor.

La provocación fue la coartada que se inventaron las lumbreras del Ministerio de Información y Turismo de hace cuarenta años. Con ella trataban de justificar que el dramaturgo más representado en el mundo fuera entonces prohibido en España. Cosas más peregrinas se oyeron… y se oirán. Los antropófagos diabéticos no comen fabricantes de azucarillos. Un simpático nuevo mando de la democracia (que en su día tuvo la sensatez de proteger sus manos, brazo en alto) pretendió que sus neo-ex-colegas me “pasaran factura por haber escrito mi carta pública a Franco en vida del general”. Cuando se ha vivido en el Purgatorio, se puede afrontar el aburrimiento del Limbo.

El hecho de que el antiguo régimen prohibiese mi obra es, mirado desde la distancia, un gran honor, el único que podía otorgarme “sin mancillarme”, como se decía entonces.

El dios Pan tiene dos caras: la risa y el miedo. Pan significa todo. No queremos una moral en singular, ni exclusiones intervencionistas. Todos pueden decirse pánico. Jodorowsky, Topor y yo no somos una secta. Somos, creo, el primer grupo de artistas que aborda la ciencia, la confusión y el azar.

Todo lo que yo pueda decir de la sorprendente actualidad del movimiento Pánico tendría aún menos trascendencia que lo que opinó el ministro Ucelay de Picasso en 1937. Que los rinocerontes canten es de por sí bastante molesto, pero lo insoportable es que vuelen. En el grupo surrealista tan sólo estuve (pero con presencia diaria) tres años. Políticamente, el grupo era entonces (como lo fue siempre) el ala cultural del partido comunista trotskista; artísticamente, lo formaba el corro de  rebeldes más espeluznante y genial de aquel  momento. Conocí a un surrealista sin complejo alguno, se llamaba Adán y se hacía pasar por el gorila del Paraíso.

Las golondrinas melillenses  y los cóndores peruanos ignoran la manía demente de ir siempre en línea recta. Vivimos tiempos de miopía en que matar por placer parece peor que hacerlo por ideal. Los titanes y sus aterrorizantes bicharracos llamados “quimeras” están aún presentes con los Prometeos del hombre nuevo. Todos podemos teorizar sobre la parte más maldita de los terráqueos, porque todos formamos parte de la maldición.

Creo que no habrá tigres de Bengala, ni capitalismo, ni comunismo ni Bolsa en un porvenir no muy lejano.

Abofeteé a un presentador francés por tratar irrespetuosamente a Cervantes, quien tenía demasiado humor como para no apreciar mi reacción. Es admirable por ser tan paradójico y ambiguo. Recuerden la réplica de Sancho: “ni quito ni pongo rey, sino que me sirvo a mí que soy mi señor”.

El porcentaje de jóvenes compañías (o de “teatros consagrados”) que da importancia a mis obras, hasta el punto de representarlas, es semejante actualmente en Nueva York y en las antípodas. Las piezas elegidas (y las desechadas) son las mismas. Conviene alcanzar la irrealidad desde la mayor concreción. Si existiera una escrupulosa equidad la familia del presidente americano tendría orejas negras. Sorprende que mi “circunstancia”,  familiar sólo para mí, pueda serlo igualmente para un joven director de Sydney o de Tel Aviv.

Tras los  tiempos de penitencias obscurantistas, ¿atravesamos los senderos de las mistificaciones luminosas? Me acostumbré durante decenas de años  a la hostilidad casi paranoica del antiguo régimen y a la obstinación de su censura (ver punto 1 al final de las declaraciones). No consigue alterarme el que, aún hoy, según me dicen (¿pero es cierto?), un sector (sin significación y en agonía) actúe parecidamente. Si dos puerco-espines se cruzan tiene prioridad el de más espinas.

¡Cómo nos gustaría a todos ver la luna bocabajo! El Teatro Real de Madrid que va a estrenar mi última ópera (con la dirección de “Els Comediants”) fue inaugurado en 1850. Y hay teatros, como la “Comédie Française” y otros teatros nacionales europeos, en los que se puede representar mi obra actualmente de la forma más sorprendente e incluso arriesgada. Como en su día mi “Emperador… de Asiria” con el inolvidable Sir Laurence Olivier. Sistemáticamente, la rueda fortuna no da el triunfo a los mejores, sino a los más conocidos. Mi teatro no se publicó hasta 1977, antes en japonés o griego que en mi lengua materna, por orden de las autoridades. La sarna inteligente prefiere los toros colorados.

No soy emigrante, sino desterrado, puesto que más que de raíces dispongo de piernas. Las cebras más “modernas” han creado una ONG para exigir que sus rayas sean horizontales.

Injustamente, se habla menos de los miles de miembros que hoy forman el Colegio de Patafisica que de los cinco trascendentes sátrapas aún en vida (Umberto Eco, Barry Flanagan, Dario Fo, Edoardo Sanguineti y yo mismo). Desgraciadamente acaba de ocultarse (fallecer, “vulgaris”) Baudrillard. Y años antes mis irremplazables Marcel Duchamp, Max Ernest, Ionesco y Man Ray.

La confusa complejidad actual hace que los problemas cambien de naturaleza para que las “soluciones” parezcan racionales. Menos los adivinos, todos pueden prever el porvenir.

———————————————————————————————

(1): Un año después de la muerte de Franco cinco españoles teníamos aún vetada nuestra vuelta a España  por “muy peligrosos”: Líster, Carrillo, Pasionaria, “El campesino” y yo.  Me pareció injurioso que se incluyera mi nombre junto al de cuatro ex-estalinistas con las manos manchadas de sangre  y a quienes en aquel instante les deslumbraban los palacios y la gestión del tirano de Rumania.

———————————————————————————————

Terra Incógnita_El futuro del periodismo

El pasado martes 12 de enero acudí a una conferencia (Gestores de contenidos y consultorías especializadas en comunicación en Internet) en el IED (sede de Madrid) en busca de respuestas a mis preguntas acerca del futuro del periodismo tal y como lo conocemos hoy en día, acerca de las formas que adoptará con el paso del tiempo o, simplemente, en semanas. Los ponentes fueron Ignacio Escolar (ex-Director del periódico Público) y José Manuel Única (ambos en BitBan Technologies).

Pues bien, el futuro del periodismo, qué duda cabe, pasa por la revolución digital que ya estamos viviendo (la información nos llega antes por Facebook o Twitter que por los medios tradicionales y los líderes de opinión se mueven en Internet, casi todos tienen un blog). Si a esta maraña informativa le sumamos la crisis económica mundial (despidos, cierres de empresas, presupuestos ajustados…), el resultado está cantado: paulatinamente, van desapareciendo las grandes redacciones de papel y surgen, cual setas, las pequeñas y dirigidas a Internet (más barato de mantener, pero de ingresos esquivos).

De todos modos, según afirmaron los ponentes, el papel no está destinado a desaparcer del todo, aunque es obvio que sí perderá poder (la comunicación ya no es unidireccional, todo el mundo puede ser informador) y también cuota de mercado frente a lo digital (mayor inmediatez, espero que también sensatez). Así las cosas, veremos, digo yo, dónde se reubican todos aquellos que han vivido (actualmente en paro) y todavía logran vivir del papel, pues el 2.0, de momento, no da los ingresos necesarios para mantener una plantilla en condiciones (por no hablar de la precariedad actual de la profesión y la cantidad de aprovechados, mal llamados empresarios, que consiguen sacar a la calle su revista cada mes sin pagar un euro a los colaboradores).

Y, ante todo esto, me pregunto yo: ¿se adaptarán las generaciones de papel al digital o habrá jubilaciones anticipadas? ¿qué está dispuesto a pagar el usuario final (lector) por las noticias a las que ya tiene acceso de forma inmediata y gratuita a través de Internet? ¿habrá que dar a lector algo adicional para que pague por la información? Si es así, ¿el qué? Recuerden, si no, el fracaso de El País en su versión digital previo pago. Es más, ¿lograremos los periodistas vivir dignamente del digital o el periodismo, como profesión, está herido de muerte?

Sin duda, en este escenario que he perfilado (ya real) al periodista no le queda otra que intentar reubicarse en el mundo laboral y encontrar nuevas salidas a su experiencia, conocimientos y profesionalidad. Sobre todo, si quiere pagar sus facturas. ¿Cuáles son esas salidas? El tiempo dirá, pero todo apunta a que algunos de los que trabajamos en medios, nos quedaremos; otros, nos iremos al mundo de la comunicación, la televisión, la radio o, incluso, nos haremos escritores (aunque, bien pensado, no es una buena idea: no da dinero a no ser que se fabrique un best seller y, aún así, tampoco podemos dejar de preguntarnos si el e-book se convertirá en una nueva vía para las descargas ilegales de libros, porque en este caso no imagino a un escritor dando “conciertos” para ganarse la vida). Mal pinta el mundo de las letras en todas sus versiones. Desde luego nunca se ha escrito y publicado más que ahora, otra cosa es la calidad, veracidad y contrastación de lo que se publica.

Afirmaba Escolar que los PERIODISTAS, de aquí en adelante, tenemos que ser MULTIMEDIA (controlar de Internet, nuevas tecnologías, redes sociales, vídeo, fotografía, radio, papel, etc) y MONOTEMÁTICOS (especializados). Sólo así conseguiremos subirnos al carro del éxito o, por lo menos, mantener (intentarlo) nuestro puesto de trabajo. Ya saben, renovarse o morir.

No obstante, ambas características asociadas al nuevo perfil del periodista me generan serias dudas: ¿ser multimedia significa controlar un poco de cada tecnología? Porque no me imagino a nadie con tiempo y habilidad suficiente como para ser bueno en cada una de ellas. Si es así, no hace falta que les diga de qué calidad serán las fotos o el vídeo que entregue un periodista a la redacción, por muy aficionado que sea a hacer fotografías o crear vídeos en su tiempo libre. Por otro lado, ¿ser monotemático significa saber mucho de un tema y nada de otros? ¿dónde queda entonces la hipertextualidad? ¿dónde queda la capacidad de relacionar aspectos de diferentes campos temáticos? Es decir, ¿en qué lugar queda, entonces, la riqueza del texto?

Pero no sólo eso. Nuestro amigo Escolar refiere, a modo de metáfora, la coexistencia actual de dos tipos de lectores, los TIBURONES y los DELFINES. Me explico.

Los tiburones serían aquellos que devoran las noticias de principio a fin, mientras que los delfines son aquellos saltarines que van de noticia en noticia sin profundizar (¿leyendo, tal vez, los destacados y entradillas?). Así las cosas, los primeros serían los lectores tradicionales, mientras que los segundos serían los que han nacido con la revolución digital.  ¿Cambia este nuevo perfil de lector la forma de trabajar de los medios? Pues me temo que sí, ya que la meta es llamar la atención de un lector disperso que se mueve en Internet como pez en el agua, pues ese es el lector objetivo que será mayoritario en breve.  Pero si nos dejamos llevar por la dictadura de la audiencia (páginas vistas, número de comentarios, visitas, etc.), corremos un gran riesgo: ¿no nos limitaremos a insertar noticias harto sensacionalistas con el fin de conseguir  más y más lectores en detrimento de la calidad? ¿significa eso que incrementamos nuestros lectores a base de carnaza y sucesos? ¿nos convertiremos en el alter ego del telediario de Tele5? En fin, no creo que sea eso sinónimo de calidad, ni de prestigio, ni de línea editorial seria o algo que se le parezca conforme está el patio. Y es que el patio da tantas vueltas que me mareo.

——————————————————————–

Fuente imagen: abc.es (así se muestra el nuevo periodista-gadget-digital, el conocido como periodista digital multimedia)

——————————————————————–

Domingo de Remember_Paul Naschy

PAUL NASCHY In Memoriam


Fotografía_  © Óscar L. Tejeda (2007)

Como saben, Paul Naschy (Jacinto Molina), el “hombre lobo”, nos dejó el pasado 1 de diciembre. Como les comenté hace apenas unos días, hoy voy a dedicar la sección Domingo de Remember a recuperar la entrevista que tuve el placer de hacerle en el Festival de Sitges 2007 para la revista Esquire (recuerden que se publicó en la sección EN ESTO CREO, por lo que se recogen las declaraciones, no las preguntas).

Por cierto, en enero está previsto el estreno de su último trabajo como actor en una película de género:  La herencia Valdemar, de José Luis Alemán. Les dejo el tráiler, que lo disfruten.


————————————————–

Entrevista realizada el 13 de octubre de 2007
Publicada en Esquire en enero de 2008

Mi primera incursión cinematográfica fue en “Rey de reyes” de Nicholas Ray, en 1961, como extra destacado y gracias, sobre todo, a mi aspecto fornido. No en vano, fui campeón nacional de halterofilia en España.

Waldemar Daninsky es el personaje que me ha lanzado a la fama mundial y al cual debo el hecho de ser considerado un icono del cine fantástico junto a personajes de la talla de Lon Chaney, Peter Cushing, Boris Karloff o Christopher Lee.

Yo no iba a ser el protagonista de “La marca del hombre lobo”, la película que me dio éxito mundial, sólo iba a ser el guionista. Se había pensado en Lon Chaney (padre) como actor principal, pero como estaba muy enfermo la productora me propuso hacer unas pruebas, tanto de galán como de hombre lobo, que finalmente superé. Y, hete aquí, que me convertí en el hombre lobo, personaje con el cual llevo ya 14 películas.

No entiendo que Christopher Lee reniegue de Drácula, porque si no hubiera interpretado a este personaje no podría haberse convertido en el mítico actor que es actualmente. Yo también le debo mucho al hombre lobo.

Cuando me dieron el Premio Georges Méliès del festival de cine fantástico de París por “El jorobado de la morgue”, en 1972, no me lo podía creer. Me siento muy satisfecho con los premios recibidos a lo largo de mi carrera. Me han otorgado el Carl Laemmle (nombre que rinde homenaje al fundador de la Universal), un premio que, dentro del fantástico, es como el Oscar y la Medalla de Oro de las Bellas Artes en España, entre otros.

La industria japonesa me llamó, sorprendentemente, para hacer películas sobre la cultura española. Realicé trabajos sobre el Museo del Prado, El Escorial, las cuevas de Altamira, la Historia de España y el Palacio de Oriente de Madrid. De hecho, gané el premio a la mejor película cultural del año en 1981.

Mi periplo japonés duró seis años y supuso un gran enriquecimiento personal. Fui socio de Toshiro Mifune, el mejor actor de todos los tiempos que ha dado Japón, quien había puesto en marcha unos estudios de cine en Tokio. Juntos rodamos series, películas y spots publicitarios.

Han pasado 42 años desde que empecé en esto del cine, llevo más de 100 películas (buenas, malas y regulares) y sigo aquí cumpliendo años y trabajando. Todo terminará el día que me canse y ya no tenga ganas de luchar. Será entonces cuando me dedique plenamente a pintar o escribir.

La obra maestra del género es “Al final de la escalera” de Peter Medak. Es tan buena y tiene tantos resortes que, desde entonces, lo único que se hace es abundar, abundar y abundar en lo mismo.

Me fascinan el expresionismo alemán y la Universal, aunque también me gusta la Hammer, el fantástico italiano y el español.

En España hay un menosprecio por el cine fantástico. En este país o nación de naciones (como le llaman algunos) existe una especie de aversión por la muerte, se la teme mucho y, necesariamente, el fantástico o el cine de terror juega con la pequeña línea roja que divide la vida de la muerte.

Si pasas revista a las mejores películas de la historia del cine, te darás cuenta de que hay muchísimas películas fantásticas: “Tiburón”, “Resplandor”, la versión que hizo Bela Lugosi de “Mr. Jekill y Mr. Hide”, por no hablar de los expresionistas alemanes, los grandes inventores del cine moderno entre los que podemos mencionar a Murnau, Browning o Whale. En España despreciamos el fantástico en general, pero el español todavía más. Aunque sí es verdad que ha habido una pequeña evolución, sobre todo, por parte del público.

Sólo Christian Molina se ha acordado de mí. Con él hice “Rojo sangre” en 2004. De toda esta pléyade de nuevos directores del cine fantástico y de terror españoles que han ido surgiendo, ninguno ha contado conmigo en sus repartos. Es como si, por ejemplo, en Inglaterra teniendo a Peter Cushing o a Christopher Lee y en Estados Unidos a Boris Karloff nadie hubiera pensado en ellos para trabajar. España es un país muy especial.

La diferencia entre el cine de terror que se ha hecho en España y el que se está haciendo ahora es mucha. El cine de aquella época tenía unas raíces muy nuestras, aunque eran cosmopolitas (lo que facilitaba su salida al exterior) y, sobre todo, al ser películas artesanales se daba mucha más importancia al argumento. Tenían un encanto que se ha perdido. Ahora tienen más medios, están mejor realizadas, pero no me interesan nada sus historias.

Ahora mismo me encuentro inmerso en mi nueva aventura cinematográfica, “Empusa”, una película de vampiros que cuenta en su reparto con actores y actrices españoles como Saturnino García o Laura de Pedro. La película sigue la estela del vampiro romántico que creó Polidori, prototipo de vampiro que tan magníficamente han representado Bela Lugosi y Christopher Lee para la gran pantalla. La película se estrenará en unos meses y tendrá una distribución internacional.

Acabo de publicar el cómic “El retorno del Hombre Lobo”, junto con Javier Trujillo, en lo que significa una traslación del séptimo al noveno arte, del celuloide a las viñetas. Amo profundamente el cómic y su estética, ya que está muy cerca del cine. Las viñetas no dejan de ser planos-secuencia.

Mi próximo proyecto pasa por dirigir a Christopher Lee y compartir rodaje con él. Va a hacer de Don Quijote, un papel con el que ha soñado toda su vida, aunque, por supuesto, dentro de una historia algo fantaseada.

————————————————–

Canciones para un martes

MUSIC TO MY EARS…

Prinzhorn Dance School / Crack Jack Docker
Álbum “Prinzhorn Dance School”

Edward Sharpe and The Magnetic Zeros / Home
Álbum “Up From Below”

The Last Shadow Puppets / Standing Next To Me
Álbum “The Age Of The Understatement”

WhoMadeWho / Space For Rent
Álbum, “The Plot”

Royal Bangs / Handcuff Killa
Álbum “Let It Beep”

Como siempre, espero que disfruten de estos temazos tanto como yo (no se pierdan, hagan click sobre las canciones).

————————————————–

PAUL NASCHY In Memoriam

Fotografía_  © Óscar L. Tejeda (2007)

Como saben, Paul Naschy, el “hombre lobo”, nos dejado hoy. TRISTE NOTICIA. Por ello, el próximo domingo, en la sección Domingo de Remember, recuperaré la entrevista que tuve el placer de hacerle en el Festival de Sitges 2007 para la revista Esquire.
————————————————–