Domingo de remember_Animación nipona + Premios Berlinale

TODO SOBRE LA ANIMACIÓN NIPONA QUE ARRASA EN OCCIDENTE

Imagen: Tekkon Kinkreet (Michael Arias, 2006)

—————————————————————-

* Como sabrán o intuirán, Domingo de remember me sirve para recuperar determinados artículos, entrevistas, reportajes o críticas pretéritas. Dicho lo cual, les dejo esta vez un artículo que elaboré para Público en diciembre de 2007 en torno a la animación nipona. Por supuesto, recuerden siempre la fecha al leerlo.

—————————————————————-

El anime o animación de procedencia japonesa empieza a tener una repercusión en España impensable hace unos años y es que, sin duda, estamos ante una de las formas de expresión audiovisual que más ha revolucionado el cine contemporáneo en los últimos tiempos. La Princesa Mononoke, Porco Rosso, ambas del gran maestro Miyazaki, además de Akira de Otomo y Metrópolis de Rin Taro, han sido los principales artífices de que la animación nipona se haya hecho un hueco en occidente. Pero, tampoco podemos negar la influencia de series ya míticas como Mazinger Z o Dragon Ball. Curiosidades de la vida, acaba de empezar el rodaje de ésta última, que será transformada en la “típica película americana estudiantil con héroe imberbe y acción hollywoodiense” que interpretan actores reales, tal y como nos comentan los responsables del blog especializado en manga y anime japonés, Ramen Para Dos.

Imagen: Metropolis (Rin Taro, 2001)

En este tipo de filmes las técnicas tradicionales se mezclan con la más moderna tecnología en 3D, creando una poesía visual urbana capaz de conquistar al mismísimo Quentin Tarantino de Kill Bill, el gran fagocitador de la cultura audiovisual contemporánea que llegó, según nos explica Ángel Sala, director del Festival de Sitges y gran experto en la materia, “a convertir una parte de la película en animación”. Asimismo, nos comenta, Matrix se basa en el manga Ghost in the shell, pero también estudios como Cartoon Network y Nickelodeon lo imitan (véase, Las Supernenas). Más recientemente, filmes como La brújula dorada y Stardust reciclan muchas escenas vistas en El viaje de Chihiro y El castillo ambulante. Es más, la nueva incursión cinematográfica de los hermanos Wachowski, Speed Racer, que podremos ver en mayo, también adapta una serie homónima de animación japonesa”. Sorprendentemente, “el anime más innovador de los últimos años, Tekkon Kinkreet, una adaptación de un manga de mucha tradición en Japón (Black and white), ha sido dirigida por un americano, Michael Arias” nos explica. De hecho, esta “tecnovisión animada de una cosmópolis retrofuturista”, en palabras del propio director, acaba de ser seleccionada para los Oscar de animación junto a otras grandes producciones como Persépolis o Ratatouille.

Imagen: El castillo ambulante (Hayao Miyazaki, 2004)

No obstante, la influencia entre Oriente y Occidente es recíproca. Cuentos de Terramar, cuyo estreno está previsto para el próximo 21 de diciembre, hace todo lo contrario. En este caso, “un realizador japonés, Goro Miyazaki, adapta la novela de una escritora occidental, Ursula K. Le Guin”, nos informa Sala. Y es que la animación nipona está de moda. Pero el anime, no nos equivoquemos, no es algo unívoco. “Miyazaki (padre) y el Studio Ghibli corresponden a lo más conservador y comercial que sale de Japón. Nos fascina porque ha llegado recientemente a España, pero podríamos identificarlo con Disney y sus mundos fantásticos e infantiles. Sin embargo, el Studio 4ºC con Satoshi Kon o Watanabe a la cabeza son los ejemplos más progresistas e innovadores. De hecho, Kon utiliza personajes y escenarios muy realistas, además de guiones muy elaborados. Es el caso de trabajos suyos como Paprika y Tokyo Godfathers. Afortunadamente, el Studio 4ºC, al igual que MadHouse (Rin Taro, Mamoru Oshii), innova en cada película con un grafismo, una temática y una narrativa poco convencional”, argumenta.

Imagen: Paprika (Satoshi Kon, 2006)

Muchos piensan que las realizaciones procedentes de aquellas tierras presenta una excesiva carga de violencia o sexo gratuito, pero la realidad es muy distinta y es que hay tanto tipo de anime como espectador y abarca tanto comedia como drama, terror, acción y ciencia ficción. No en vano, muchos de los filmes que nos llegan comportan, de forma sorpresiva para los neófitos, una buena dosis de crítica social.

“En nuestro país hay una cantidad de fans impresionante y un gran éxito del salón del manga o de festivales como el de Sitges o el de San Sebastián, pero hay pocas empresas de distribución que se dediquen a promocionar este género. Sólo Manga Films, Selecta Visión, Jonu Media y SoGood Ent. De hecho, en momentos tan críticos para la industria cinematográfica, los grandes éxitos de venta de DVD vienen de la mano de la animación, especialmente la japonesa”, objeta Sala. Actualmente, añaden Ramen Para Dos, “España se limita tan sólo a editar y distribuir anime, colaborando muy poco o nada en la faceta creadora”.

—————————————————————-

GUÍA PRÁCTICA PARA UN NEÓFITO

“Una de las características más importantes del anime y el manga japonés, respecto a la animación tradicional de occidente, es que abarca todo tipo de géneros y edades”, explican Ramen Para Dos.

“Si te gustan las historias sencillas, de acción, artes marciales, compañerismo y superación personal, el shonen es tu género, donde obras como Naruto, Bleach, FullMetal Alchemist o las más clásicas de Ranma1/2 y Dragon Ball (reeditadas ahora en DVD) son de obligada referencia.

Si, en cambio, te gustan las historias más tiernas, con triángulos amorosos complicados, en las que el amor y las relaciones sentimentales son el centro de la historia, el shojo es lo tuyo. En este caso, la tierna historia de Fruits Basket o Nana (en una fantástica edición en DVD) posiblemente sean de lo mejor que hay ahora en el mercado.

Pero, si buscas historias más adultas que te hagan pensar, en el seinen encontramos películas tan imprescindibles como Tekkon Kinkreet, Paprika, o series como Monster, una obra maestra del genero del suspense que bien podría convertirse en una serie de culto de estar rodada en imagen real”.

—————————————————————-

LOS IMPRESCINDIBLES

Akira de Katsuhiro Otomo (1988) / El gran clásico que introdujo el anime en Occidente.

Ghost in the shell de Mamoru Oshii (1995) / Icono del cyberpunk con secuela.

El viaje de Chihiro de Hayao Miyazaki (2001) / Primera película de animación en llevarse un Oso de Oro en Berlín y un Oscar.

Gisaku de Baltasar Pedrosa Clavero (2005) / Por ser la primera película de anime realizada en España.

Paprika de Satoshi Kon (2006) / El nuevo trabajo del director de la mítica Perfect blue.

—————————————————————-

P.D.: PREMIOS DE LA BERLINALE

Fuente: Cineuropa / 21.02.2010

Berlinale


Oso de Oro a la mejor película
Honey – Semih Kaplanoglu

Oso de Plata – Gran Premio del Jurado
If I Want to Whistle, I Whistle – Florin Şerban

Oso de Plata al mejor director
Roman Polanski – The Ghost Writer

Oso de Plata a la mejor actriz
Koji Wakamatsu – Caterpillar

Oso de Plata al mejor actor (ex aequo)
Grigory Dobrygin y Sergei Puskepalis – How I Ended This Summer

Oso de Plata al mejor guión
Apart Together – Wang Quan’an

Oso de Plata al mayor logro artístico
How I Ended This Summer – Alexei Popogrebskiy

Premio Alfred Bauer
If I Want To Whistle, I Whistle – Florin Serban

Premios colaterales

Premio del Gremio de Cines de Arte y Ensayo de Alemania
Faith – Burhan Qurbani

Premio del jurado ecuménico
Sección Oficial en competición:
Honey – Semih Kaplanoglu
Panorama:
Kawasaki’s Rose – Jan Hrebejk
Forum :
Still Alive In Gaza – Nicolas Wadimoff

Premio FIPRESCI
Sección Oficial en competición::
A Family – Pernille Fischer Christensen
Panorama:
Parade – Isao Yukisada
Forum :
Crab Trap – Oscar Ruíz Navia

C.I.C.A.E. Awards
Panorama:
Kawasaki’s Rose – Jan Hrebejk
Forum:
Winter’s Bone – Debra Granik

Premio Europa Cinemas Label
When We Leave

Premios Teddy
Mejor largometraje
The Kids Are All Right – Lisa Cholodenko
Mejor documental
The Mouth of the Wolf [tráiler, film focus] – Pietro Marcello
Mejor cortometraje
The Feast Of Stephen – James Franco
Premio Teddy del jurado
Open – Jake Yuzna
Premio de los lectores Siegessäule
Postcard to Daddy – Michael Stock
Premio especial Teddy
Werner Schroeter

Premio Caligari
The Mouth of the Wolf – Pietro Marcello

Premio NETPAC
Au Revoir Taipei – Arvin Chen

Premio Peace
Son Of Babylon – Mohamed Al-Daradji

Premio Amnesty International (ex aequo)
Son Of Babylon – Mohamed Al-Daradji
Waste Land – Lucy Walker, João Jardim, Karen Harley

—————————————————————-

Anuncios

Terra Incógnita_El futuro del periodismo

El pasado martes 12 de enero acudí a una conferencia (Gestores de contenidos y consultorías especializadas en comunicación en Internet) en el IED (sede de Madrid) en busca de respuestas a mis preguntas acerca del futuro del periodismo tal y como lo conocemos hoy en día, acerca de las formas que adoptará con el paso del tiempo o, simplemente, en semanas. Los ponentes fueron Ignacio Escolar (ex-Director del periódico Público) y José Manuel Única (ambos en BitBan Technologies).

Pues bien, el futuro del periodismo, qué duda cabe, pasa por la revolución digital que ya estamos viviendo (la información nos llega antes por Facebook o Twitter que por los medios tradicionales y los líderes de opinión se mueven en Internet, casi todos tienen un blog). Si a esta maraña informativa le sumamos la crisis económica mundial (despidos, cierres de empresas, presupuestos ajustados…), el resultado está cantado: paulatinamente, van desapareciendo las grandes redacciones de papel y surgen, cual setas, las pequeñas y dirigidas a Internet (más barato de mantener, pero de ingresos esquivos).

De todos modos, según afirmaron los ponentes, el papel no está destinado a desaparcer del todo, aunque es obvio que sí perderá poder (la comunicación ya no es unidireccional, todo el mundo puede ser informador) y también cuota de mercado frente a lo digital (mayor inmediatez, espero que también sensatez). Así las cosas, veremos, digo yo, dónde se reubican todos aquellos que han vivido (actualmente en paro) y todavía logran vivir del papel, pues el 2.0, de momento, no da los ingresos necesarios para mantener una plantilla en condiciones (por no hablar de la precariedad actual de la profesión y la cantidad de aprovechados, mal llamados empresarios, que consiguen sacar a la calle su revista cada mes sin pagar un euro a los colaboradores).

Y, ante todo esto, me pregunto yo: ¿se adaptarán las generaciones de papel al digital o habrá jubilaciones anticipadas? ¿qué está dispuesto a pagar el usuario final (lector) por las noticias a las que ya tiene acceso de forma inmediata y gratuita a través de Internet? ¿habrá que dar a lector algo adicional para que pague por la información? Si es así, ¿el qué? Recuerden, si no, el fracaso de El País en su versión digital previo pago. Es más, ¿lograremos los periodistas vivir dignamente del digital o el periodismo, como profesión, está herido de muerte?

Sin duda, en este escenario que he perfilado (ya real) al periodista no le queda otra que intentar reubicarse en el mundo laboral y encontrar nuevas salidas a su experiencia, conocimientos y profesionalidad. Sobre todo, si quiere pagar sus facturas. ¿Cuáles son esas salidas? El tiempo dirá, pero todo apunta a que algunos de los que trabajamos en medios, nos quedaremos; otros, nos iremos al mundo de la comunicación, la televisión, la radio o, incluso, nos haremos escritores (aunque, bien pensado, no es una buena idea: no da dinero a no ser que se fabrique un best seller y, aún así, tampoco podemos dejar de preguntarnos si el e-book se convertirá en una nueva vía para las descargas ilegales de libros, porque en este caso no imagino a un escritor dando “conciertos” para ganarse la vida). Mal pinta el mundo de las letras en todas sus versiones. Desde luego nunca se ha escrito y publicado más que ahora, otra cosa es la calidad, veracidad y contrastación de lo que se publica.

Afirmaba Escolar que los PERIODISTAS, de aquí en adelante, tenemos que ser MULTIMEDIA (controlar de Internet, nuevas tecnologías, redes sociales, vídeo, fotografía, radio, papel, etc) y MONOTEMÁTICOS (especializados). Sólo así conseguiremos subirnos al carro del éxito o, por lo menos, mantener (intentarlo) nuestro puesto de trabajo. Ya saben, renovarse o morir.

No obstante, ambas características asociadas al nuevo perfil del periodista me generan serias dudas: ¿ser multimedia significa controlar un poco de cada tecnología? Porque no me imagino a nadie con tiempo y habilidad suficiente como para ser bueno en cada una de ellas. Si es así, no hace falta que les diga de qué calidad serán las fotos o el vídeo que entregue un periodista a la redacción, por muy aficionado que sea a hacer fotografías o crear vídeos en su tiempo libre. Por otro lado, ¿ser monotemático significa saber mucho de un tema y nada de otros? ¿dónde queda entonces la hipertextualidad? ¿dónde queda la capacidad de relacionar aspectos de diferentes campos temáticos? Es decir, ¿en qué lugar queda, entonces, la riqueza del texto?

Pero no sólo eso. Nuestro amigo Escolar refiere, a modo de metáfora, la coexistencia actual de dos tipos de lectores, los TIBURONES y los DELFINES. Me explico.

Los tiburones serían aquellos que devoran las noticias de principio a fin, mientras que los delfines son aquellos saltarines que van de noticia en noticia sin profundizar (¿leyendo, tal vez, los destacados y entradillas?). Así las cosas, los primeros serían los lectores tradicionales, mientras que los segundos serían los que han nacido con la revolución digital.  ¿Cambia este nuevo perfil de lector la forma de trabajar de los medios? Pues me temo que sí, ya que la meta es llamar la atención de un lector disperso que se mueve en Internet como pez en el agua, pues ese es el lector objetivo que será mayoritario en breve.  Pero si nos dejamos llevar por la dictadura de la audiencia (páginas vistas, número de comentarios, visitas, etc.), corremos un gran riesgo: ¿no nos limitaremos a insertar noticias harto sensacionalistas con el fin de conseguir  más y más lectores en detrimento de la calidad? ¿significa eso que incrementamos nuestros lectores a base de carnaza y sucesos? ¿nos convertiremos en el alter ego del telediario de Tele5? En fin, no creo que sea eso sinónimo de calidad, ni de prestigio, ni de línea editorial seria o algo que se le parezca conforme está el patio. Y es que el patio da tantas vueltas que me mareo.

——————————————————————–

Fuente imagen: abc.es (así se muestra el nuevo periodista-gadget-digital, el conocido como periodista digital multimedia)

——————————————————————–